Menú

Molestos con el presidente del Senado por postura a favor de la quema de cárbon

Activistas denunciaron que Dalmau Santiago minimizó el efecto en la salud de la quema de carbón.

Activistas ambientales y comunitarios criticaron la postura del presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, de defender firmemente la quema de carbón en Puerto Rico y obviar el efecto negativo en la salud que ha ocasionado las instalaciones de la empresa AES en Guayama.

El pasado 1 de febrero, el senador Dalmau Santiago fue entrevistado en el programa Informando desde La Esquina, que es transmitido por Facebook live por el periódico La Esquina. Durante la entrevista, el senador fue enfático al defender la quema de carbón para producir energía.

“Yo no estoy en contra de que se use el carbón, estoy en contra de su disposición…Yo he sido consistente criticando el que, no que se use el carbón para producir energía, sino, que los desperdicios sean depositados aquí. Porque cuando ese contrato se firmó por primera vez, se disponía que las cenizas iban a ser llevadas fuera de Puerto Rico”, afirmó el senador.

Este también aseguró que, si se cierra la planta de carbón, el 20% del país se quedaría sin energía.

Sin embargo, el pasado 29 de enero, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) radicó un informe ante el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR), donde se establece que la isla cuenta con más del doble de la capacidad eléctrica disponible, comparado con la demanda energética máxima.

Según el informe, la capacidad máxima del sistema eléctrico actualmente es de 3,361 MW y sólo se usan 1,960 MW. Lo que supone un exceso de capacidad generatriz de 1,401 MW. Si no se contara con la generación de la planta de carbón de AES, que genera 448MW, aun así, se mantiene un exceso de 953MW.

“La propia información de la AEE contradice lo argumentado por Dalmau Santiago, ya que el cierre de la instalación carbonera, no conlleva dejar sin servicio eléctrico a hogares o comercios en el país”, manifestó José M. Díaz Pérez, portavoz del Campamento contra cenizas en Peñuelas.

“Es escandaloso que, a estas alturas, exista un senador defendiendo con tanta vehemencia la quema de carbón en Puerto Rico y apoyando a una empresa criminal como lo es AES. Eso es pisotear a las comunidades y familias víctimas de la carbonera, que tienen que luchar a diario con las distintas enfermedades y condiciones desarrolladas por la quema de carbón”, expresó.

El presidente del Senado también minimizó el efecto en la salud de la quema de carbón, ante el señalamiento que la quema de carbón produce daño al ambiente y a la salud de las personas.

“Yo soy biólogo. Así que yo estoy en contra de que se atropelle el ambiente y haya daño. Si hay algo que causa daño al ambiente en Puerto Rico, es la producción de energía con diésel. Que emite azufre en la central de Aguirre por su chimenea y su disposiciones de gases. ¡Azufre! A por ciento que normalmente está en violación de la JCA”, dijo el legislador, obviando contestar la pregunta sobre el efecto en la salud de la quema de carbón.

El argumento del senador sobre el uso del diésel en Aguirre no es muy claro, ante la explicación que ofreció la Lcda. Ruth Santiago, asesora legal del Comité Diálogo Ambiental de Salinas.

“El Complejo Generatriz Aguirre opera principalmente quemando petróleo residual #6. Las unidades de ciclo combinado dentro del complejo, que operan a base de diésel, se supone que no excedan el ocho por ciento de capacidad, porque están designadas como de uso limitado” explicó.

Sobre la quema de carbón, el Inventario de Emisiones Tóxicas (TRI por sus siglas en inglés) presentado por la EPA, revela que la planta de carbón de AES liberó 8,560,412.19 libras de sustancias tóxicas entre 2002 y 2019. El 63% de esa contaminación emitida fue liberada al aire.

Entre las sustancias tóxicas liberadas diariamente al aire, se encuentran arsénico, mercurio, amonia, bario, cromo, vanadio, y ácido sulfúrico.

Para Alberto Colón Del Valle, líder comunitario de la comunidad Miramar en Guayama, las expresiones del senador Dalmau Santiago son indignantes.

“Está olvidando algo que es mucho más importante y es la salud de todo un pueblo. Llevamos años en esta lucha y venir a decir que lo único que le importa es donde se depositen las cenizas es totalmente indignante. Una persona que nunca ha visitado la comunidad ni se ha reunido con el grupo comunitario, es claro que lo único que le va a preocupar es el depósito y no la salud del pueblo, porque solo se reúne con los grandes intereses”, dijo Colón

Alberto hizo referencia a lo revelado por el presidente del Senado en el sentido de que sostuvo una reunión con la empresa AES, aunque no indicó cuándo fue la misma.

“Yo tuve una reunión con los de AES, que es la que queda en Guayama, que es en carbón, para que los camiones no fueran transporta[n]do las cenizas al área de Humacao”, explicó Dalmau Santiago.

“Es una total falta de solidaridad con el país aceptar que llevaran las cenizas tóxicas a los otros 77 municipios, menos a Humacao. En Peñuelas luchamos para que no tiraran esa basura tóxica en nuestro pueblo, pero también luchamos para que no fuera depositada en ningún lugar en Puerto Rico. Sería interesante ver que otras consideraciones hubo en esa negociación entre José Luis Dalmau y la carbonera AES”, expresó José Díaz Pérez.

Por último, Víctor Alvarado Guzmán, Secretario de Asuntos Ambientales del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), dijo que es importante seguir luchando para erradicar de la asamblea legislativa las visiones arcaicas que apoyan la quema de combustibles fósiles.

“Ha estas alturas, es inconcebible que tengamos políticos apoyando la quema de carbón y otros combustibles fósiles en Puerto Rico. Un senador que se reúne ávidamente con una empresa criminal como AES, pero que es incapaz de acercarse a los afectados que sufren la contaminación y envenenamiento causado por esa carbonera. Eso debe ser repudiado”, manifestó.

Alvarado hizo un llamado a los legisladores y legisladoras a tomar acción inmediata.

“Un paso concreto que pueden dar los legisladores y legisladoras para comenzar a revertir el daño causado por la quema de carbón, y detener las visiones arcaicas sobre la producción de energía con combustibles fósiles, es endosar y formar coautoría del Proyecto del Senado 131 y el Proyecto de la Cámara 430. Estos proyectos buscan adelantar el fin de la quema de carbón. Las leyes actuales permiten continuar quemando carbón hasta el 2028, pero la salud de cientos y miles de personas que viven cercanas a la planta de AES es tan frágil, que muchos no durarán con vida hasta ese año”, expresó Alvarado.

LEE LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM