Menú

Nuestra comunidad, unidos por el agua

Antiguo Acueducto del río Piedras

El pasado sábado 5 de mayo 2018 tuvimos el privilegio de compartir con un grupo de vecinos del Barrio Venezuela y representantes de la Junta de Comunitaria de Río Piedras, quienes sacaron de su tiempo para conocer el Tesoro Nacional que se esconde tras la represa del río Piedras, el Antíguo Acueducto del río Piedras (AArP).

Este grupo residentes aunque fundamentalmente heterogéneo en su composición, comparten una infancia llena de recuerdos girando en torno a una naturaleza que evolucionó hasta convertirse en la urbe que hoy conocemos. Durante las décadas de los 1950 y los 1970, integrantes de esta comunidad se recreaban en los predios del río Piedras utilizando sus pozas y cascadas como espacios fundamentales para la crianza y la convivencia, forjando recuerdos muy enraizados en el río y la naturaleza circundante.

Durante esa tarde conversamos sobre nuestra función organizacional de conservar y restaurar áreas naturales, así como espacios de alto valor histórico y cultural. Luego ofrecimos nuestro recorrido tradicional Redescubre el río en un Tesoro Nacional, en el cual la comunidad participó espontáneamente agregando aquí y allá uno que otro relato coloquial sobre las experiencias vividas en esos predios. Posteriormente, realizamos una dinámica de análisis en la cual la comunidad reflexionó sobre su futuro como colectivo y su integración dentro del Plan Conceptual del AArP que les presentamos.

De igual forma nuestra región se comprometió a brindarles apoyo desde nuestra perspectiva de conservación natural, iniciando con una reforestación urbana en el casco de Rio Piedras. La misma se llevará a cabo el próximo sábado 26 de mayo 2018, en colaboración con la iniciativa Río Piedras Respira y el Centro de Acción Urbana Comunitaria y Empresarial (CAUCE).

Para la familia de la Región Metro Centro recibir a estas personas en nuestra casa fue una experiencia muy enriquecedora, puesto que en cierto modo completa el paisaje histórico que conocemos sobre el AArP. Hasta este momento habíamos logrado rescatar gran parte de ese marco histórico gracias al esfuerzo de grandes historiadores y planificadores, pero sin duda alguna carecíamos parte del contexto social-histórico y experiencias culturales asociadas a la comunidad que vió nacer al Acueducto.

Para estos residentes del Barrio Venezuela, el río y la represa representan un mismo símbolo en el que queda unificado el recuerdo de su infancia. Es nuestro deber como custodios del entorno natural y sus grandezas, cumplir con nuestra misión de enaltecerlo, conservarlo y llevar el mensaje de su valor multifacético para garantizar una nueva cultura del agua en nuestra Isla.