Menú

Nuestros compañeros están de aniversario

Octubre a Diciembre 2018

Deseamos compartir con ustedes las notas de agradecimiento y experiencias favoritas y enriquecedoras de nuestros compañeros y compañeras durante su trayecto en la familia de Para la Naturaleza.  ¡Agradecemos su colaboración y tiempo en compartirlas con entusiasmo en sus aniversarios!

María de Lourdes González Torres (20 Años)

Superintendente Auxiliar del Vivero de Barranquitas en la Región Metro Centro

“Primeramente quiero dar gracias por permitirme estar durante estos 20 años laborando en este hermoso lugar. Gracias al señor Rafael Rivera, quien me enseñó sus conocimientos acerca de los árboles y el manejo del vivero. Gracias al licenciado Lloveras y a Elsie Aponte por confiar en mi para estar a cargo del área natural protegida Cañón San Cristóbal (CSC).  En estos 20 años he tenido varias experiencias y necesitaría un boletín completo para contarlas. Recuerdo dos de las experiencias que me llenaron de gozo y alegría.  Una fue en unas navidades cuando una visitante -que anteriormente había venido y quedó encantada con el lugar y el trato que le dimos- llegó un día con un radio y un güiro a darnos una parranda y nos cantó un cántico que escribió sobre el Cañón.  Fue algo muy emocionante porque no la esperábamos y su alegría era tan grande que me hizo llorar. Otro día, llegó un señor en sillón de ruedas con su esposa porque había visto una entrevista que nos hicieron del programa Puertorriqueñismo. Él lo grabó y lo veía todos los días y le decía a su esposa que quería venir a conocernos. El comenzar a ofrecer el Taller de Inmersión en nuestra área también ha sido de gran regocijo. Ver los niños contentos e interactuando con la naturaleza nos llena de gozo, sobre todo, al saber que estamos sembrando esa semilla de amor por la naturaleza. Verdaderamente me apasiona estar en este lugar y ser parte de la familia de Para la Naturaleza.  No quiero terminar este breve escrito sin darle las gracias al equipo de trabajo del Vivero de Barranquitas por todo su apoyo cada día para lograr que nuestro hogar esté siempre en óptimas condiciones para que cada visitante disfrute su visita en un lugar agradable.”

Eduardo Esquilín Solís (20 Años)

Intérprete Ambiental en la Región Este en Cabezas de San Juan en Fajardo

“Todo comenzó en el 1998, cuando los vientos huracanados de Georges transportaron una semilla desde el pueblo de Las Piedras hasta la Reserva Natural Cabezas de San Juan. Esta semilla cayó en un terreno fértil y con deseos de seguir desarrollándose. Hoy día, me siento satisfecho de haber sembrado semillas de conservación en cada una de las personas que he impactado de forma positiva a través de los distintos programas.  De tal manera que mi mejor experiencia en la organización ha sido promover la conservación de la naturaleza para el disfrute de esta y las futuras generaciones.”

Yoannie Escalera Ostolaza (10 Años)

Supervisora de Contabilidad en Oficina Central en Viejo San Juan

“En estos 10 años que llevo en la organización mi experiencia favorita ha sido conocer de la Naturaleza, aprender de las aves, plantas y poder llevar ese mensaje a mi familia y amistades. Estoy muy agradecida por la confianza que me han brindado y por darme la oportunidad de aportar a cumplir la misión de Para la Naturaleza.”

Alexandra Berrios Feliciano (5 Años)

Intérprete Ambiental en la Región Este en Cabezas de San Juan en Fajardo

“Mi experiencia favorita en estos 5 años ha sido el poder disfrutar y conocer la noche.  Confieso que antes de comenzar a trabajar en la organización le tenía miedo a la oscuridad.  Ha sido aquí donde aprendí a entenderla y por consiguiente a quererla.  Me di cuenta de que somos muy pocos los que podemos disfrutar de ella y que es un privilegio poder trabajar observando cielos estrellados mientras escucho las olas.  Lo mejor de todo es que lo puedo compartir”.

Astrid Cordero Martínez (5 Años)

Intérprete Ambiental en la Región Este en Cabezas de San Juan en Fajardo

“Son muchas las experiencias y las cosas bonitas que la vida me ha regalado en estos 5 años trabajando aquí en la Reserva Natural Cabezas de San Juan que podría hacer un libro.  En primer lugar, agradezco a mis compañeros que ahora son mi familia extendida. ¡Mejores compañeros y supervisora no podía  tener! Siempre disfruto lo que hago. Una de las mejores experiencias que he tenido fue la vez que llevaba a un grupo de niños de 5 a 6 años con sus padres a visitar el yacimiento arqueológico de Playa Jayuya.  Encontramos un fragmento de cerámica en la arena, entonces aproveché para que los participantes vieran cómo se encuentran estos fragmentos en una excavación y comenzamos a limpiar con las manitas la arena que tenía encima.  Cuando nos percatamos, el arqueólogo, doctor Carlos Pérez y yo, que la vasija era grande, comenzaron a aparecer huesos humanos alrededor de ella.  ¡Descubrimos sin querer un entierro humano de la época indígena!  El mismo pertenece a un entierro secundario, ya que los huesos estaban dentro de la vasija.  Esto ha sido uno de los hallazgos más importantes de este yacimiento Saladoide.  Sin duda una experiencia que nunca olvidaré y que siempre recordaré con una sonrisa, ya que como arqueóloga se cumplió uno de mis sueños.”