Menú

Nueva colaboración para la conservación de la iguana insular del Caribe

El grupo de lagartijas en mayor peligro del mundo, las Iguanas Insulares del Caribe, ha comenzado el 2014 con una nueva coalición de campeones en conservación que decidió aplicar acciones audaces para ayudar a salvar a estos reptiles en peligro.

Gobiernos, academia, organizaciones no gubernamentales y el sector privado colaborarán en más de 20 proyectos enfocados en mitigar las amenazas que enfrentan las iguanas, cambiando la percepción pública y asegurando el apoyo financiero, gubernamental y público a largo plazo para la conservación de iguanas.

Con una especie de Iguana del Caribe ya extinta y 8 de las 11 restantes enlistadas como en peligro crítico o en peligro en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN, este esfuerzo, en toda la región, llega en un momento crítico para la sobrevivencia de estas especies.

“La colaboración es clave en este esfuerzo”, de acuerdo con Brent Murry, Coordinador Científico de la Cooperativa para la Conservación del Paisaje en el Caribe (CLCC) y representante de este nuevo esfuerzo.

“Las amenazas de estos animales únicos son inmensas y van más allá de cualquier organización o agencia. Un esfuerzo en toda la región permite que cada país y organización aproveche la experiencia y recursos regionales para implementar soluciones locales que las iguanas tanto necesitan”, abundó.

Los proyectos van desde la identificación de hábitat esencial para la sobrevivencia de estas lagartijas, reducción de la amenaza de especies invasoras y apoyo a esfuerzos para la aplicación de la ley en el sitio, hasta la promoción de concursos de arte en la región.

Estos y muchos otros proyectos surgieron de un taller que se llevó a cabo en Puerto Rico el pasado diciembre, junto con 61 participantes de 16 naciones, incluyendo un representante de Sir Richard Branson, fundador del Grupo Virgin y dueño de propiedad privada en las Islas Vírgenes Británicas. Los participantes del taller identificaron los problemas más críticos para la conservación de iguanas y desarrollaron planes de acción y líneas de tiempo para los proyectos considerados con mayor prioridad.

“Este taller fue la primera iniciativa regional que ha reunido a expertos en estas especies con la crítica pública y los actores privados”, dijo Carmen R. Guerrero-Pérez, Secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico y anfitriona del taller.

“La barra ha sido elevada, y ahora estamos comprometidos a implementar las acciones de recuperación que acordamos localmente y también con colaboraciones internacionales con otros países”, añadió la funcionaria.

El taller de diciembre fue el catalizador para las acciones de conservación que tendrán un impacto enorme en las iguanas en toda la región”, dijo Bryan Arroyo, Asistente de Director de Relaciones Internacionales de la oficina de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.

“Esta oficina será un participante activo para desarrollar e implementar estos proyectos y apoyar a los gobiernos caribeños y socios en su esfuerzo por salvar un pedacito de su patrimonio natural”, añadió Arroyo.

“Un resultado clave de este taller fue la renovación del compromiso de coordinar en el sitio esfuerzos que beneficiarán directamente a la conservación de las iguanas, incluyendo la restauración y protección de los hábitats de las iguanas, y esfuerzos de reintroducción para promover la recuperación poblacional”, dijo Allison Alberts, Oficial en Jefe de Conservación e Investigación del Zoológico de San Diego Global y co-patrocinadora del taller.

La conservación de iguanas tiene un historial comprobado de éxito, y los socios tienen la confianza de que estos proyectos tendrán un impacto duradero. En 2002, el número de Iguanas Azules de las Gran Caimán era de menos de 25 individuos. Hoy, hay más de 750 Iguanas Azules en las Gran Caimán gracias a una estrategia de conservación que incluye la protección del hábitat, reproducción en cautiverio y liberación, investigación, monitoreo y educación.

Asimismo, la Iguana de Jamaica, considerada extinta a finales de 1980, ahora tiene 300 individuos como resultado de esfuerzos de conservación intensivos. Pero hasta estos éxitos están en riesgo cuando compiten contra la demanda de tierras y recursos. El desarrollo comercial amenaza con eliminar virtualmente todo el hábitat restante de la Iguana de Jamaica. Sin la atención de conservación constante, el éxito puede convertirse en fracaso de un día para otro.

“Muchos de estos proyectos de conservación incluyen acciones tangibles en el sitio que harán una diferencia real y duradera en la protección de las poblaciones de Iguanas del Caribe y sus hábitats”, dijo Kristy Swinnerton, Directora del programa del Caribe de Island Conservation.

“Estamos emocionados de ser parte de un esfuerzo extraordinario para proteger a estas especies estandarte, y proporcionar nuestro conocimiento y recursos para remover especies invasoras que amenazan la sobrevivencia de estos animales icónicos”, añadió.

Las iguanas son los vertebrados nativos más grandes que quedan en muchas de las islas del Caribe. Como dispersores de semillas, son vitales para el ecosistema y ayudan a mantener saludables a las comunidades de plantas. Los mamíferos depredadores introducidos, como gastos y perros ferales, así como puercos y cabras, son la amenaza más importante para muchas especies de iguanas y sus hábitats. Otras amenazas significativas incluyen la destrucción del hábitat debido a la producción de carbón y el desarrollo de tierras, el tráfico de mascotas, cacería, mortalidad por vehículos, y competencia y reproducción interespecífica con la Iguana Verde Común introducida.
Para una presentación con fotos, haga click aquí.