Menú

Para la Naturaleza denuncia “masacre” de 508 árboles nativos en Ciales

La destrucción de la siembra restaurativa habría sido causada por vehículos todoterreno en La Finca Don Ingenio, que pertenece al Área Natural Protegida Toro Negro.

La organización Para la Naturaleza denunció hoy, miércoles, la “masacre” de 508 árboles nativos que fueron parte de una reciente siembra restaurativa en La Finca Don Ingenio, perteneciente al Área Natural Protegida Toro Negro, en Ciales, tras la presunta intrusión de personas en vehículos todoterreno.

Mediante comunicado de prensa, la organización sin fines de lucro informó que los hechos ocurrieron el fin de semana del domingo 15 de agosto. Entre los 508 árboles nativos arrasados, había especies como roble nativo, ceiba, maría, maga y capá prieto, entre otras. El predio de siembra, ubicado en uno de los meandros del río Toro Negro, quedó arruinado por los caminos intrusivos de los vehículos.

La entidad agregó que, en el lugar, se encontraron restos de fogatas y basura, así como casetas de acampar rotas. El sitio que se escogió para la siembra era de vital importancia como “respuesta a los impactos negativos sufridos por el paso del huracán María y los usos no sustentables que hubo en el predio previo a su conservación”, explicó Jean Manuel Sandoval, biólogo y coordinador de intérpretes de Para la Naturaleza de la Región Norte.

“Las especies seleccionadas para la siembra ofrecían una oportunidad para restaurar este ecosistema impactado en el pasado por la ganadería. Estas especies podían crear un ecosistema resiliente, por ser las mejor adaptadas para este espacio natural. Este predio tiene la función de ser un albergue para la vida silvestre, incluyendo a muchas de las especies endémicas de Puerto Rico, como el múcaro de Puerto Rico, el comeñame, el san pedrito y la reinita mariposera, entre otros”, añadió Sandoval.

Tras lo ocurrido, Para la Naturaleza tomó acciones correctivas de manejo para que no se repita esta acción de vandalismo. Por ejemplo, se colocaron pilotes de acero en zapatas de concreto armado y se comenzó a restaurar los caminos arruinados para volver a sembrar el área afectada y continuar con su restauración.

Para la Naturaleza solicitó ayuda a la ciudadanía para esclarecer esta “masacre contra la naturaleza”. Cualquier información será bien recibida en entera confidencia y anonimato al correo electrónico info@paralanaturaleza.org o a través de un mensaje directo en cualquiera de las redes sociales de la organización.

La Finca Don Ingenio tiene un gran valor ecológico debido a su localización en el Área Natural Protegida Toro Negro, y forma parte de la franja del Karso del Norte, que alberga reservas de agua, así como especies únicas de flora y fauna.

Ricardo Rodríguez, coordinador de manejo de la Región Norte de Para la Naturaleza, añadió que “esta área comparte su colindancia con la cuenca hidrológica del río Grande de Manatí, y la cantidad de agua que pasa por el área garantiza la vida de innumerables organismos de plantas y animales que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo”.

“Aquí, comienza una gran línea antigua de montañas con una edad geológica de más de 200 millones años en formación y es nuestra responsabilidad conocerla, protegerla y cuidarla”, finalizó Rodríguez.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM