Menú

Para la Naturaleza manejará la nueva Área Natural Protegida Hacienda Pellejas (Adjuntas)

Esta área natural alberga una rica diversidad de vida silvestre y sus quebradas y manantiales alimentan al Río Pellejas.

Finca Pellejas

El presidente del Banco de Desarrollo Económico (BDE), Joey Cancel Planas y el director ejecutivo del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico (FCPR) y presidente de Para La Naturaleza, Lcdo. Fernando Lloveras San Miguel, oficializaron la compra y venta de la Hacienda Pellejas, una de las fincas más prominentes en la Isla.

Hacienda Pellejas, fue adquirida por el BDE en subasta pública el 20 de enero de 2016, y tiene un valor en libros de $1,970,976.39. Tras adquirir la propiedad, el BDE puso a la venta el inmueble y recibió varias ofertas, finalmente aceptando la mejor propuesta por parte de Para La Naturaleza por la cantidad de $1,975,000.00. Para realizar la oferta, la entidad acompañó la misma con un depósito de $98,750.00. El FCPR es la institución quien compra la finca y será Para La Naturaleza quien la maneje.

“Para el BDE, la oferta de Para La Naturaleza no solo fue superior, sino la de mayor valor. Esto pues el plan de uso de los terrenos propuesto balancea la conservación del ambiente y el desarrollo de la agricultura mediante la siembra ecológica. Por ende, la transacción logra lo mejor de los tres mundos, el económico, la conservación y la agricultura” expresó Cancel Planas.

Hacienda Pellejas, que ahora será conocida como Área Natural Protegida Hacienda Pellejas, es una propiedad compuesta por 1,371.74 cuerdas en el municipio de Adjuntas. Cuenta con una tercera parte de área de bosques y el resto de la topografía es entre llana y ondulada. Posee varios manantiales y un río conocido como Río Pellejas. En sus comienzos en el año 1907 fue una finca dedicada al cultivo de caña de azúcar y la producción de ron; actividad que disminuyó con el tiempo. Además, por mucho tiempo se dedicó a la producción agrícola de plátanos, guineos y café. Al momento de ser ejecutada la propiedad, la misma era utilizada para la ganadería.

“Esta área natural alberga una rica diversidad de vida silvestre y sus quebradas y manantiales alimentan al Río Pellejas, tributario del Embalse Dos Bocas, que suple agua a zonas rurales y urbanas del país. Por eso, al adquirir esta joya ecológica, Para la Naturaleza reafirma la necesidad urgente de asegurar nuestros recursos de agua en Puerto Rico”, comentó Fernando Lloveras San Miguel, presidente de Para La Naturaleza.

Por su parte, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, manifestó que “el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales celebra que el Banco de Desarrollo Económico y Para La Naturaleza lograran la adquisición de la finca Pellejas, en Adjuntas, para propósitos de conservación.  Aparte de su extraordinario valor ecológico, estos terrenos también forman parte del paisaje del Bosque Modelo de Puerto Rico.  Por consiguiente, esta propiedad servirá de modelo y laboratorio de investigación para la implementación de estrategias de conservación de cuencas hidrográficas enmarcadas desde la protección ambiental y la agroecología, tal como la siembra de café bajo sombra.  Estamos muy entusiasmados con el potencial de la finca Pellejas para el desarrollo de proyectos demostrativos en el ámbito turístico, ecológico, agrícola, económico, educativo e investigativo, entre muchos otros.  Felicitamos al Banco de Desarrollo Económico y a Para La Naturaleza por creer y fomentar un verdadero desarrollo sustentable para Puerto Rico”.

Con esta transacción entre el BDE y Para La Naturaleza se logra que parte de estos terrenos sean dedicados para conservación, desarrollo de la agricultura y promover la siembra ecológica.

Acerca de Para La Naturaleza:

Para la Naturaleza es una organización sin fines de lucro que integra a la sociedad en la conservación de sus ecosistemas naturales. Su meta es asegurar que el porcentaje de áreas naturales protegidas en Puerto Rico sea 33% para el año 2033. Provee experiencias transformativas en la naturaleza para inspirar a cada persona y comunidad a tomar acciones concretas para protegerla, como donar tiempo, dinero o terrenos. Además de organizar eventos de voluntarios, educativos y campañas de recaudación, Para la Naturaleza protege más de 50 áreas naturales y recibe al público en centros de visitantes por todo Puerto Rico.

Acerca de Hacienda Pellejas:

En la hacienda se produce café, plátanos, guineos y otros frutos menores; históricamente la producción de caña ocupaba alrededor de 700 cuerdas. En el 1907 hubo una destilería de ron (Ron Pellejas). Debido al auge del azúcar y la caída del precio del café, se comenzó a sembrar las tierras dedicadas de caña y para el año de 1911, funda una central.

Valor ecológico

Protege bosques subtropicales en estado secundario los cuales presentan una cobertura arbórea cerrada que sirve como un techo que protege al suelo de la erosión.

Protege una de las subcuencas del Río Pellejas el cual es uno de los tributarios principales de la Cuenca del Río Grande de Arecibo.

Es uno de los tributarios principales del sistema que alimenta el Lago dos Bocas. Formó parte sistema hidroeléctrico Caonillas – Lago dos Bocas.

La Hacienda Pellejas es una microcuenca ejemplar que puede ser utilizada para investigación y fines demostrativos, se compone de 45 quebradas intermitentes y permanentes.

Sus ecosistemas que van desde bosques subtropicales hasta pastizales y áreas agroforestales, albergan una importante diversidad y abundancia de vida silvestre.

Las quebradas y manantialess que alimentan al Río Pellejas, sirven de corredor ecológico para el desplazamiento de la vida silvestre a lo largo de la Cuenca Hidrográfica del Río Grande Arecibo desde las tierras altas hasta las planicies costeras.

Los bosques de las partes altas sirven como áreas de captación del Río Pellejas mientras que las áreas planas en las partes bajas protegen la salida del Río Pellejas hacia el Río Grande de Arecibo.

Al estar cubierta de vegetación por bosques cerrados y sistemas agroforestales, la funcionalidad de sus ecosistemas contribuye a reducir la sedimentación del Lago Dos Bocas.

Su arquitectura vegetal se compara con la del Bosque Estatal Los Tres Picachos por el desarrollo del arbolado.

Sus bosques sub tropicales cubren cerca de 500 cuerdas.

Cuenta con un inventario preliminar de 74 especies de árboles. Esta diversidad se verá incrementada con inventarios posteriores.