Menú

Preocupa el plan para atender la erosión costera elaborado por el Cuerpo de Ingenieros

En el caso específico de Rincón, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos propone un revestimiento en piedra de 5,600 pies, lo que, a juicio de líderes de la academia y ambientalistas, haría que la playa desaparezca

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE, en inglés) propuso atender y prevenir la erosión en las costas de San Juan y Rincón –dos de los puntos más afectados en la isla– con tres acciones específicas: realimentación de playas con arena, rompeolas e instalación de revestimientos en piedra.

Se trata de alternativas preliminares, para las cuales la dependencia federal recibirá comentarios públicos hasta este próximo miércoles, 6 de enero.

Empero, líderes ambientalistas y de la academia ya levantaron una voz de alerta, específicamente por los revestimientos en piedra, pues entienden que cambian de forma permanente las condiciones geomorfológicas de las playas. Ruperto Chaparro, director del Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico, fue más lejos y advirtió: “Con un revestimiento en piedra, prácticamente, eliminas la playa”.

Según el Plan Tentativamente Seleccionado para el Estudio Costero de Puerto Rico –preparado por el Distrito de Jacksonville del USACE–, la erosión en San Juan se atendería combinando las tres opciones, mientras que en Rincón solo se colocarían revestimientos en piedra.

“Donde quiera que pongas piedras o un muro, se pierde la arena porque, cuando el agua (oleaje) empieza a dar, se la lleva y todo se va poniendo más profundo. Entonces, lo que tendríamos en Rincón serían los condominios, las piedras y agua profunda. Se elimina el acceso a las playas y, con ello, las alternativas recreativas y económicas de las que Rincón depende grandemente”, dijo Chaparro. “Todo se perdería porque no habría arena. Una playa sin arena no es una playa”, recalcó.

Por su parte, Abel Vale, presidente de Ciudadanos del Karso, expresó que “lo que el Cuerpo de Ingenieros propuso para Rincón le para los pelos a cualquiera”, por lo que urgió a la agencia federal a “escuchar a la comunidad científica local” y auscultar otras alternativas.

En entrevista con El Nuevo Día, directivos del Distrito de Jacksonville del USACE reconocieron la oposición a la acción propuesta para Rincón, e instaron a la ciudadanía a someter sus comentarios con miras a escoger opciones nuevas, siempre y cuando resulten viables.

“Recomendamos que nos provean comentarios que ayuden a mejorar las alternativas o, si la comunidad no está conforme y tiene otras sugerencias, son bienvenidas. Va lenta la provisión de comentarios por medio de la página de internet, pero sí recibimos bastante participación en las reuniones públicas del 10 de diciembre. Tuvimos comentarios a favor de la propuesta para San Juan y ciertas oposiciones en la opción de Rincón”, dijo Carolina Burnette, líder técnica de planificación.

El “e-mail” para enviar comentarios es PuertoRicoCoastalStudy@usace.army.mil.

Burnette recalcó que el plan “es un borrador”, y aclaró que las acciones sugeridas no abarcan todo el litoral, sino tramos específicos. En el caso de San Juan, se incluyeron las áreas de Condado y Ocean Park, mientras que en Rincón va desde la parte sur de Quebrada Los Ramos hasta la comunidad Stella.

El USACE consideró incluir Isla Verde y otras zonas de Carolina, pero “no se obtuvo la suficiente justificación económica para proponer alternativas”. Es decir, la inversión que se haría no se recuperaría en 50 años, que es el tiempo en el que la dependencia federal basó su estudio.

“En Condado, tenemos la zona de la playa, donde proponemos una alimentación de arena de una berma de 50 pies. Luego, en Punta Piedrita, tenemos aproximadamente 2,450 pies de revestimiento en piedra. Después, viene la playa de Ocean Park y estamos proponiendo una combinación de alimentación de arena con rompeolas. La alimentación de arena consiste en una berma con un sistema de dunas y los rompeolas, por ahora, serían ocho a 500 pies, más o menos, mar adentro. Luego, seguimos con la parte oeste de Punta Las Marías, con 1,400 pies en revestimiento en piedra”, explicó Burnette.

En Rincón, abundó, “no teníamos suficientes daños como para recomendar proyectos de la misma magnitud de San Juan”, por lo que se optó por 5,600 pies de revestimiento en piedra. “Se escogió esta alternativa porque fue la que pasó el estudio de costo-beneficio”, dijo.

Por su parte, Milán Mora, jefe de la Subdivisión de Recursos Hídricos, indicó que las acciones incluidas en el plan “demostraron ser viables” en términos de ingeniería (construcción), ambientales y económicos. Detalló que el costo total de la propuesta es $203 millones, de los cuales el gobierno federal aportaría $122 millones y los restantes $81 millones los pondría el estado, en este caso, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales.

Dependiendo de la disponibilidad de fondos, dijo Mora, la fase de diseño podría iniciar tan pronto como en febrero de 2022 y tomaría 18 meses. Luego, se pasaría a la fase de construcción, que demoraría otros dos años. El “escenario más conservador” del USACE es que el proyecto se complete en 2028.

LEE LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM