Menú

Radican resolución en la Cámara para investigar nuevo hongo que afecta los cafetales de Puerto Rico

El representante Jorge Rivera Segarra, quien preside la Comisión de Agricultura, adelantó que citará expertos a vistas públicas para evaluar planes de acción.

La Cámara de Representantes de Puerto Rico investigará la aparición de una nueva especie de hongo que afecta los cafetales del país, con la intención de determinar posibles cursos de acción o recomendar una declaración de emergencia.

Así lo afirmó el presidente de la Comisión de Agricultura de ese cuerpo legislativo, Jorge Rivera Segarra, quien radicó ayer la Resolución de la Cámara 569 para evaluar la gravedad de la situación luego de que El Nuevo Día reportó que un estudio de campo -realizado por el Departamento de Ciencias Agroambientales del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR)- comprobó que varios cafetales de la isla padecen la enfermedad que genera el organismo.

La afección en estas plantas, conocida como antracnosis, es causada por la nueva especie de hongo Colletotrichum, que hace que los granos del café se pudran tanto en su etapa madura como cuando están verdes. Además, puede quemar los tallos del árbol de café y, si no se toman medidas con urgencia, podría acabar con la vida de la planta.

“Sí, lo vimos (el reportaje) y ya ayer mismo radiqué la resolución de la Cámara 569, dirigida a realizar un estudio abarcador sobre los hongos que menciona el reportaje y buscar soluciones más rápidas tanto a nivel estatal como federal”, aseveró el legislador en entrevista telefónica con este medio.

Sobre qué opciones vislumbra que se puedan implementar con urgencia, Rivera Segarra, quien representa al distrito 22 (Adjuntas, Lares, Utuado y Jayuya), respondió que esperará por las vistas públicas para determinar qué puede hacer desde su posición.

“De ayer para hoy, como ha sido poco tiempo de ponernos a investigar, lo que sí vimos es que una de las consecuencias es porque se dejó de tirar pesticidas para controlar y lo que estamos buscando es que todos los expertos que tenemos en Puerto Rico participen de una vista pública para que nos digan ellos qué hacer y qué alternativas tenemos”, indicó.

Aseguró, al tiempo, que planifica sostener una reunión este próximo lunes con el secretario de Agricultura, Ramón González, para auscultar la posibilidad de declarar una emergencia en los cultivos de café.

“Creo que la mejor alternativa es tener una comunicación directa con el secretario a ver qué alternativas tenemos internas para combatir esta enfermedad. De acuerdo a cómo él (Ramón González) lo vea, si amerita declararlo (un estado de emergencia) antes de vistas públicas, pues que se haga”, acotó.

Previo a la publicación del reportaje sobre el hongo en cafetales, este medio solicitó varias veces una entrevista con el secretario Ramón González, pero su portavoz de prensa no respondió las solicitudes.

La antracnosis no es una enfermedad nueva en Puerto Rico. Sin embargo, su nueva versión (mutación) pone en riesgo la estabilidad de la industria del café por sus severos daños a la producción de estos granos.

Por ejemplo, cafetales ubicados en Maricao, Adjuntas, Utuado, Las Marías, Yauco y Orocovis, entre otros, experimentan esta emergencia. El mayor riesgo, resaltaron expertos y caficultores que consultó este medio, es que la cosecha de café comenzará en las próximas dos semanas y ya se reportan pérdidas.

La presidenta de Productores de Café en Puerto Rico (PROCAFE), Iris Jannette Rodríguez, anticipó que podría disminuir la cantidad de semillas que recojan, aunque no precisó a qué magnitud.

“Estos cafés que están afectados, algunos se recuperarán y otros no. No se perderá toda la cosecha de café, no hay que temer por eso. Pero si no se combate la enfermedad, se van a perder los cafetales porque esta situación está comenzando. Este es el momento en que, si se puede tomar cartas en el asunto, no podemos dejar que se siga propagando, porque el efecto económico de perder plantaciones de café en la montaña es algo devastador”, aseveró Rodríguez.

Por su parte, el asesor de PROCAFE, Jorge Sanders Clarcks, le precisó a este periódico que la industria del café produce sobre $100 millones cuando se recogen 240,000 quintales de café, si se considera un período de cosecha “normal” como lo fue antes del huracán María.

Sin embargo, sus estimados sugieren que este año se recogerán, en el mejor escenario, 50,000 quintales de granos de café, lo que equivaldría a $20 millones, un 80% menos en ingresos para esta industria.

“Tengan calma, porque sí lo atenderemos con la urgencia que merece y hacerlo de la forma más responsable. Pero sepan que hay un recurso humano extraordinario que está haciendo el trabajo”, declaró el representante en respuesta a los caficultores.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM