Menú

Raíces del mangle rojo pueden beneficiar la salud

La cáscara contiene sustancias antiinflamatorias, antioxidantes, antivirales y que reducen la fiebre

Raices del mangle rojo

Mucho se ha estudiado y publicado sobre la importancia ecológica del mangle rojo, pero de sus propiedades curativas, específicamente de algunas sustancias identificadas en sus raíces, se conoce muy poco.

Jorge Bauzá, profesor de oceanografía química del Departamento de Ciencias Marinas de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (UPR-M), contó que a través de investigaciones científicas –en el exterior– se han podido identificar sustancias con propiedades medicinales en las raíces del mangle rojo (Rhizophora mangle).

“Las raíces del mangle rojo se consideran recetarios fitoquímicos”, afirmó Bauzá.

Precisó que algunas de las sustancias con propiedades medicinales obtenidas de la cáscara de la raíz del mangle rojo son flavonoides, esteroles vegetales (fitoesteroles) y taninos, que son antiinflamatorios, antioxidantes, antivirales, antimicóticos y antibacteriales.

También se han obtenido salicilatos, que son antipiréticos (reducen la fiebre); polisacáridos, que estimulan el sistema inmunológico; y polifenoles, que ayudan a regenerar la piel.

¿Cómo surge? 

Bauzá explicó que la presencia de sustancias con beneficios a la salud en las raíces del mangle rojo se debe, principalmente, a la evolución de la especie.–

“Estos son parte de los árboles más antiguos que existen en el planeta. Desarrollaron adaptaciones para poder vivir en áreas de alta salinidad, fuerte oleaje y sedimento blando y sumergido. Han desarrollado todo un inventario de sustancias que le permiten vivir ahí”, dijo, tras destacar que la producción de taninos evita que las raíces se pudran.

Relató que, como parte de su trabajo de campo, ha interactuado con pescadores –en La Parguera, por ejemplo– que le dijeron que, cuando sentían dolor de garganta, partían una plántula de mangle rojo, la chupaban y se curaban.

“Seguramente, se estaban medicando con las sustancias antibacteriales y antivirales contenidas en la cáscara de la plántula”, dijo Bauzá, quien también escuchó que los pescadores preparaban té con las raíces del mangle rojo para atender males respiratorios, como asma.

El caso de Fiji

En el archipiélago de Fiji, en el Pacífico, se cosecha la raíz del mangle rojo para producir el medicamento conocido como Respigard.

Bauzá señaló que se trata de un medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés), para tratar el catarro, la gripe, problemas respiratorios, dolor de garganta y sinusitis, entre otros.

“Lo interesante (del caso de Fiji) es que es una actividad sustentable manejada por las comunidades autóctonas a manera de microempresa comunitaria”, expuso.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com