Menú

Reabre El Portal de El Yunque con una inversión millonaria

Los visitantes podrán disfrutar diferentes amenidades en un espacio de 40,000 pies cuadrados.

Con una inversión de $20 millones en fondos federales y luego de estar cerrado por casi cinco años, El Portal del Bosque Nacional El Yunque fue reabierto con miras a convertirse en un espacio que integre a la comunidad de Río Grande en el turismo sostenible.

El Portal, que fue inaugurado en 1996, había permanecido cerrado desde el impacto del huracán María en 2017, y reabre luego de la renovación del espacio de 40,000 pies cuadrados.

“Este Portal es vivo ejemplo de estar conscientes de nuestro carácter distintivo y de los cambios profundos y escuchar nuestras historias. Este Portal es un símbolo de Puerto Rico, un símbolo brillante de la comunidad y lo que la gente ha imaginado para el Yunque”, destacó Keenan Adams, supervisor de El Yunque.

Con la renovación —que creó 122 empleos directos y 183 empleos indirectos— la estructura ahora cuenta con oficinas, una tienda administrada por un socio, un restaurante, sala de cine, pabellón de exhibiciones y almacén. Las instalaciones tienen capacidad para 1,668 personas.

“A través de El Portal, ahora el Servicio Forestal brindará oportunidades de educación y participación, y nuestros colaboradores aprovecharán el espacio para mejorar el bienestar social de nuestras comunidades. Este es el principal centro comunitario y de visitantes del Caribe, y nos encantaría que todos los boricuas vinieran a conocerlo y experimentarlo”, apuntó Adams.

El Portal cuenta, además, con una nueva exhibición de cotorras puertorriqueñas, una nueva película dirigida por María Falcón sobre el trasfondo histórico del ecosistema, dos veredas, esculturas y pabellones, entre otros.

El espacio está abierto al público de 9 a.m. a 5 p.m. y tiene un costo de $8 para los visitantes de 16 años o más. Los menores de 15 años entran gratis. Para visitar el área de La Mina, se requiere reservación y el pago de $2 que cubre dos vehículos.

El corte de cinta fue realizado por gobernador Pedro Pierluisi, a quien se unió la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

“De una crisis surge una oportunidad. Un desastre natural que destruyó esta facilidad, utilizando bien los recursos naturales, ahora tenemos una facilidad mejor. Lo mismo pasa en todo Puerto Rico. Por eso es importante la reconstrucción, hacerla y hacerla bien”, señaló Pierluisi.

La restauración incluyó la intervención del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) para la repavimentación de las carreteras, lo que conllevó la inversión de $1.5 millones de fondos provenientes del Plan de Rescate Americano (ARPA, en inglés), según informó la secretaria Eileen Vélez.

“Ya se han invertido $7.6 millones como parte de la recuperación de María y faltan todavía $16 millones. Esas construcciones en los próximos años van a estar dándose; incluye derrumbes, tramos de carreteras que se van a estar pavimentando”, añadió Vélez.

Mientras, la comisionada residente destacó que se han asignado $67 millones en fondos federales al Bosque Nacional, de los cuales $20 millones se destinaron a El Portal.

Nueva orden ejecutiva

El gobernador hizo un llamado a proteger las áreas naturales como El Yunque, y anunció la firma de una orden ejecutiva a los fines de dificultar la obtención de permisos en esos espacios.

Con la ordenanza, cualquier construcción en la colindancia de El Yunque y de la reserva del Corredor Ecológico del Noreste no puede descansar en las exclusiones categóricas para poder llevar a cabo los proyectos.

“Lo voy a explicar en arroz y habichuelas. Cuando hay una exclusión categórica, las cosas y los permisos se hacen ‘fast track’… No va a ser fácil conseguir permisos para cualquier obra. La intención es proteger. Ahora mismo hay estructuras, pero hay terrenos baldíos en los que no queremos que se desarrolle”, planteó Pierluisi.

Espacio colaborativo

Adams indicó, a preguntas de EL VOCERO, que la participación comunitaria en el proyecto se buscará a partir de su reapertura, pero la comunidad de Río Grande aledaña a estos predios había manifestado la necesidad de contar con un espacio de trabajo.

Es por eso que parte de las renovaciones incluyen un salón para trabajo colaborativo con organizaciones, sala de conferencias, así como un salón para eventos sociales y corporativos.

“Hay una expresión que es que tú te mueves al paso de la confianza. Es cuestión de darle un lugar a la gente, no es venir con un plan y ya, es compartir metas y ver dónde se encuentran… Muchas de sus preocupaciones se centraban en los asuntos económicos de Puerto Rico, enfocadas en necesidades básicas y distribución de recursos porque los municipios están estrechos”, manifestó Adams.

Según se indicó, el nuevo centro de visitantes es un punto de colaboración entre las comunidades de los nueve municipios aledaños y la administración del bosque, entre ellos Vitrina Solidaria, que maneja el espacio de cotrabajo, y la Fundación Amigos de El Yunque.

Esta entidad coordina y promueve eventos y actividades educativas, así como Eastern National, que administra la entrada y el concesionario principal.

“(En) el pasado pudimos haber hecho un mejor trabajo escuchando. Hay un proverbio africano que dice que si quieres ir rápido, anda solo, pero si quieres llegar lejos, vayan juntos”, expuso Adams.

El secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo, el alcalde de Río Grande, Ángel “Bori” González y personal del Departamento de Turismo, así como otros alcaldes de la zona también estuvieron presentes.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM