Menú

Recursos Naturales paraliza un proyecto arqueológico en Manatí

Los trabajos se realizaban en la Cueva de las Golondrinas.

A medida que los días transcurren, aumenta la posibilidad de que se pierda una parte importante de la historia indígena del pueblo de Manatí, debido a la paralización por parte del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de un trabajo arqueológico en ese municipio, asegura el arqueólogo a cargo del proyecto.

Por varias semanas, personal del Programa de Arqueología del municipio de Manatí, comandado por el arqueólogo Carlos Ayes Suárez, realiza labores arqueológicas en un yacimiento dentro de la Cueva de las Golondrinas.

Sin embargo, vigilantes del DRNA le exigieron al arqueólogo paralizar cualquier labor en la zona por supuestamente no contar con los permisos requeridos para la extracción de las piezas o recursos de la zona.

De acuerdo con el también antropólogo, la paralización de los trabajos podría significar la pérdida irreparable de un yacimiento indígena, al quedar expuesto y sin la protección contra el saqueo de los artefactos encontrados en esta zona costera.

Destacó que el arqueólogo Agustín Stahl documentó en el siglo 19 la existencia de este depósito arqueológico el cual alcanzaba una profundidad de seis pies.

Ayes Suárez aseguró que el municipio y el programa de arqueología tienen el permiso pertinente para hacer los trabajos de investigación en la cueva. Por tal razón no entiende porqué el DRNA paralizó las labores.

A tales efectos, le solicitó a Recursos Naturales que autorice a la mayor brevedad posible la continuación de las excavaciones para así evitar que ocurran robos y daños a la zona de investigación. La agencia le indicó que debía gestionar cualquier solicitud por escrito.

“Yo le pedí que me comunicara con la abogada que los representa a ellos; ella se negó a atenderme. Que cualquier argumento se lo presentara por escrito”, expresó.

Según el historiador, “el programa de arqueología del municipio de Manatí obtuvo un permiso institucional de parte del Consejo para la Protección del Patrimonio Arqueológico Terrestre de Puerto Rico para llevar a cabo investigaciones arqueológicas en el municipio sin tener que pasar por el procedimiento establecido de propuesta para cada investigación”, expresó.

En la cueva se han encontrado petroglifos, pedazos de vasijas y un colgante de diente de perro, entre otros artículos. Hasta el momento de la intervención de los vigilantes del DRNA se habían trabajado cuatro trincheras, con apenas una profundidad de 10 centímetros.

El proyecto, según explicó, consiste en constatar y documentar los trabajos realizados por pasados investigadores de los últimos dos siglos para así “hacer una reevaluación de la cueva, tanto del arte rupestre como el componente cultural”. Además, tratan de determinar si los taínos usaron esta zona como cocina, así como la posibilidad de que este lugar sirviera como refugio por los indios arcaicos.

Reacciona el DRNA

Mediante comunicado, el DRNA reafirmó su posición de que gestionó la suspensión de los trabajos arqueológicos por estos no contar con los permisos requeridos expedidos por la agencia.

“Agentes del Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales intervinieron y ordenaron la paralización de los trabajos en Cueva de las Golondrinas, por no contar con los debidos permisos”, reza el comunicado enviado a EL VOCERO.

Además expone que el caso se someterá a la División de Asuntos Legales del DRNA por la supuesta violación a la Ley 111 de Protección y Conservación de Cuevas, Cavernas y Sumideros, así como a la Ley 112 de Protección del Patrimonio Arqueológico Terrestre.

Ante estas declaraciones, Carlos Ayes Suárez aseguró que el Programa de Arqueología de Manatí no ha infringido ninguna ley.

“Nosotros no hemos actuado al margen de la ley. Yo entiendo que si ellos lo que quieren es un proceso judicial, pues bienvenido. Vamos a entonces a dirigir esto a nivel de los tribunales y luego lo vamos a discutir públicamente”, sostuvo.

Concluyó que por años el programa de arqueología del municipio ha trabajado en decenas de proyectos con la colaboración del DRNA.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM