Menú

Rumbo a Fortaleza agresiva política pública sobre el cambio climático

Enmiendas priorizan conservación de agua

represa Carraizo en Trujillo Alto

A partir del 1 de julio de este año entraría en vigor una nueva política pública en relación al cambio climático que establece, entre otras cosas, una agenda para priorizar la conservación del agua, una intención de recortar los desperdicios sólidos en 60% para el 2030 y ordenar la implantación de un plan de reciclaje que elimine el uso de productos derivados del plástico en tres años.

Tras meses estancado en el trámite legislativo, el comité de conferencia del Proyecto del Senado 773 -que persigue establecer la nueva política pública con relación al cambio climático- fue aprobado finalmente por ambos cuerpos del Legislativo durante la penúltima semana del mes de abril.

La medida, explicó previamente a NotiCel el senador Larry Seilhamer, se tardó en aprobar por contener en su texto medidas que fueron aprobadas en la ley que establece el marco regulatorio energético y para incorporar las medidas desarrolladas por el Grupo Multisectorial para Mitigar el Cambio Climático, un cuerpo establecido por Fortaleza para asistir en la confección de la política pública sobre cambio climático.

El proyecto fue aprobado unánimemente en ambas cámaras y ahora procede al despacho del gobernador Ricardo Rosselló Nevares. De ser aprobado por el ejecutivo, las medidas incluidas entrarían en vigor a partir del 1 de julio de este año, tal como dispone la propia ley.

La medida, sin embargo, fue alterada para uniformizarla con las metas de expansión de generación renovable consignadas en el marco regulatorio energético recién aprobado. También pone un nuevo énfasis en la preservación del recurso de agua, priorizando el dragado en los embalses y programas de conservación del preciado líquido.

El proyecto original contemplaba conceder un reembolso al pago de arbitrios impuestos a vehículos eléctricos, sin embargo, por objeción del Departamento de Hacienda, el texto se alteró para que primero se realice un estudio de viabilidad y conveniencia para determinar un modelo para estimular la venta de estos vehículos. Igualmente, otro cambio que requiere de un estudio de necesidad y conveniencia lo es con la integración de estándares de construcción verde del “International Code Council”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel.com