Menú

Ruta de innovación para impulsar la agricultura

Las iniciativas de la industria lechera para diversificar la producción local y brindar mayores opciones a los consumidores puertorriqueños es una gestión acertada, centrada en la recuperación de ese importante sector de la economía.

Agricultura

La capacidad empresarial de innovar, tomando en cuenta el comportamiento de los consumidores y nuevas tendencias de los mercados, entre otros factores, puede propiciar buenos resultados, a pesar de escenarios de inestabilidad económica.

Los informes recién divulgados sobre la producción de derivados de la leche en las industrias del país ilustran cómo, a pesar de una disminución en 2017, asociada al impacto del huracán María, el aumento ha sido creciente durante los pasados dos años.

Las estadísticas validan resultados positivos de cambios recientes en una industria que por décadas centró su mayor esfuerzo en la producción de leche fresca y solo un puñado de productos derivados. Al presente, el panorama ha cambiado y las empresas principales cuentan con un catálogo de productos que incluye quesos, mantecados, mantequillas, yogur y quesos.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura, la producción de derivados de la leche en la industria local aumentó de 12,076,666 cuartillos en 2016 a 15,812,712 en 2018. Aunque la industria lechera local solo abarca una porción modesta del consumo de lácteos en la isla, el avance de la diversificación y su mercadeo es importante.

En Puerto Rico se consumen unos 440 millones de cuartillos de leche al año, pero de esa cifra en la isla solo se producen 16 millones. Por ello, es conveniente que los consumidores locales respalden el esfuerzo de los ganaderos isleños y el resto de los trabajadores de esta industria a nivel local en sus nuevas iniciativas.

En el caso particular de los operadores de las vaquerías, es alentador conocer sobre su empeño para brindar un producto de mayor calidad mientras algunos completan todavía el proceso de reponerse al duro impacto que representó el golpe del huracán María. El fenómeno atmosférico destruyó estructuras y minó significativamente la población de reses.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com