Menú

Se rompe otro cable de soporte del Observatorio de Arecibo y causa daños adicionales en el plato

El accidente estaría relacionado a la carga adicional que reciben los cables restantes desde agosto, cuando otro cable también se rompió

Imagen del Observatorio de Arecibo antes de los accidentes recientes. (El Nuevo Día)

El Observatorio de Arecibo informó este domingo que otro cable de soporte de la instalación científica se rompió y cayó sobre el plato reflector inferior de la estructura causando daños adicionales al plato y a otros cables cercanos.

Los hechos ocurrieron el viernes pasado a eso de las 7:39 de la noche, según un comunicado de prensa de la entidad. Durante el incidente, ninguna persona resultó herida, pero se estableció una zona de seguridad para prevenir cualquier accidente en el futuro.

Aunque todavía se desconoce qué ocasionó la falla, la investigación preliminar apunta a que el accidente está relacionado a la carga adicional que los cables restantes reciben desde agosto, cuando un cable de soporte del módulo transmisor y receptor (Domo Gregoriano), suspendido a unos 492 pies sobre el plato, se rompió. En ese momento, la caída del cable creó una brecha o cortadura de casi 100 pies de largo en una de las secciones del plato reflector esférico. Ambos cables se conectaron a la misma torre de soporte.

El cable que cayó en agosto creó una grieta de casi 100 pies de largo en una sección del plato del Observatorio de Arecibo.

La instalación, uno de los radiotelescopios más grandes del mundo, es administrada por la Universidad Central de la Florida (UCF) en un acuerdo de cooperación con la Universidad Ana G. Méndez y Yang Enterprises Inc. para la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) de Estados Unidos.

El accidente ocurrió a días de que llegara un equipo de ingenieros que tendría a cargo los trabajos de emergencia por el incidente de agosto. “Un equipo de monitoreo ha estado observando de cerca todos los cables y la plataforma desde entonces como parte del plan de reparación de emergencia temporal y de seguridad de la instalación. Los observadores habían notado y estaban rastreando cables rotos en el cable principal que falló el viernes”, reza el comunicado.

“Esto ciertamente no es lo que queríamos ver, pero lo importante es que nadie resultó herido”, dijo Francisco Córdova, director del observatorio, en las declaraciones escritas.

“Hemos sido reflexivos en nuestra evaluación y priorizamos la seguridad en la planificación de las reparaciones que se suponía comenzarían el martes. Ahora esto. Hay mucha incertidumbre hasta que podamos estabilizar la estructura. Tiene toda nuestra atención. Estamos evaluando la situación con nuestros expertos y esperamos tener más para compartir pronto”, añadió.Play Video¿Cómo vigilan los asteroides desde Puerto Rico?Conoce el trabajo que hace el Observatorio de Arecibo.

Tras el accidente, la UCF comenzó a trabajar con las empresas de ingeniería WSP, Thornton Tomasetti y Wiss, Janney, Elstner Associates Inc. para establecer el plan de acción ante el accidente. Asimismo, la universidad informó a la NSF, propietaria de la instalación y a la NASA.

“El equipo espera poder reducir la tensión en los cables existentes en la torre e instalar refuerzos de acero para aliviar temporalmente algo de la carga adicional que se está distribuyendo entre los cables restantes. Se está movilizando a expertos para que hagan el trabajo lo más rápido posible. El equipo intentará acelerar la llegada de dos nuevos cables que ya estaban encargados. Ese es el plan actual pendiente de una evaluación adicional, que se llevará a cabo durante los próximos días”, añade el comunicado.

“Esto no es bueno, pero seguimos comprometidos con que las instalaciones vuelvan a estar en línea”, dijo Cordova. “Es una herramienta demasiado importante para el avance de la ciencia”.

De acuerdo con el comunicado, la UCF tiene una solicitud de financiamiento complementario pendiente con NSF para realizar reparaciones temporales relacionadas con la ruptura original. Sin embargo, hasta el momento no hay un estimado de costos para las nuevas reparaciones.

El Obervatorio de Arecibo suspendió la mayoría de sus actividades tras el incidente de agosto, pero investigadores continúan utilizando datos que se generan en la instalación.

El Nuevo Día solicitó imágenes de la estructura, pero el portavoz de prensa de la instalación, Ricardo R. Correa Alonso, indicó que hasta ahora no han tenido acceso al lugar por motivos de seguridad.

LEE MÁS INFORMACIÓN EN ELNUEVODÍA.COM