Menú

SEC acusa por fraude millonario a un inversionista que maneja fondos del Gobierno de Puerto Rico

Podría enfrentar juicio por jurado en tribunal federal del Distrito de Florida por 15 cargos

Michael Williams

Michael Williams, empresario estadounidense que reside en Puerto Rico y maneja fondos de inversión de dos agencias del gobierno, podría enfrentar juicio por jurado luego de que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC en inglés) presentara una demanda en la que le acusa de fraude millonario. La SEC es una de las entidades que regula el mercado financiero en Estados Unidos.

En septiembre el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) reveló el esquema que presuntamente armó Williams y anticipó que éste era investigado por la SEC y el Buró Federal de Investigaciones (FBI). Documentos a los que tuvo acceso el CPI muestran que Williams pudo haber utilizado dinero de las inversiones de sus clientes, como el Fondo del Seguro del Estado (CFSE) y la Administración de Compensación por Accidentes Automovilísticos (ACAA), para lucro personal y gastos operacionales de sus empresas.

“Desde el 2013, Michael Scott Williams y Kinetic Investment Group han recaudado alrededor de $39 millones de por lo menos 30 inversionistas a través de ofertas de valores fraudulentas no registradas… Desde 2015 Williams malversó alrededor de $6.3 millones de los fondos de Kinetic Funds para financiar otros negocios y pagar por gastos personales”, indica la demanda de la SEC, presentada en el Distrito de Florida del tribunal federal.

Si se le encuentra causa para juicio Williams enfrentaría 15 cargos por violar varias disposiciones de la Ley de Valores de 1933, la Ley de Valores e Intercambios de 1934 y la Ley de Asesores de Inversión de 1940.

La imputación incluye: el uso de medios de comunicación, correo y transporte del comercio interestatal para defraudar; obtener dinero y propiedades por medio de declaraciones falsas y omisión de datos; llevar a cabo transacciones, prácticas o dirigir negocios fraudulentos para estafar a compradores; emplear mecanismos, esquemas o artificios para defraudar en relación a la compra de valores; fungir como “asesor de inversiones” para defraudar; y enriquecimiento ilícito, entre otros posibles delitos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodicoLaPerla.com