Menú

“Sembrando regresamos”: proyecto piloto para el regreso a clases en escuelas públicas Montessori

El Instituto Nueva Escuela y Para La Naturaleza se unen en una iniciativa de siembra de árboles y huertos escolares que serán salones de clases al aire libre

21 de enero de 2020 – La organización ambiental Para la Naturaleza (PLN) y el Instituto Nueva Escuela se unen una vez más para dar un paso hacia el regreso presencial a la escuela. El jueves 21 de enero comienza el proyecto “Sembrando regresamos” en donde se comienza el proyecto de huertos y siembra de árboles para el regreso. Los huertos y jardines serán salones de clase al aire libre para 1,000 estudiantes de 3-18 años de edad en 27 de las 46 escuelas públicas Montessori. 

“El encuentro de guías y estudiantes atiende la necesidad enorme que tenemos de vernos y de tener experiencias vivas de aprendizaje. Que el primer encuentro sea al aire libre, en la naturaleza es un paso gigante hacia la sanación que todos necesitamos en estos momentos. Este encuentro para sembrar, que ya se ha dado de forma orgánica y voluntaria en varias de las comunidades escolares Montessorianas públicas, se da bajo estrictas medidas de seguridad y sirve de “práctica’ para el tan esperado regreso.” (Karla Orriols -Instituto Nueva Escuela) 

Un proyecto piloto de regreso paulatino a clases presenciales en 10 escuelas públicas Montessori está ante la consideración del Departamento de Educación para que maestros-guías voluntarios, ya vacunados contra el Covid-19 y con todas las medidas de prevención necesarias, (equipos y materiales requeridos), puedan atender en febrero a un grupo limitado de estudiantes de familias que así lo interesen.

“Ante la meta propuesta por el Departamento de Educación y el gobernador de regresar a clases en forma híbrida en marzo, surge esta iniciativa de maestras y familias de unas 10 escuelas públicas Montessori que nos expresan su interés en ser voluntarios para el retorno siempre y cuando se garanticen condiciones óptimas de seguridad ante la realidad de la pandemia. Esto implica que los maestros estén vacunados contra el Covid-19, que sean grupos muy limitados de estudiantes, que cumplan con distanciamiento y que las escuelas estén preparadas con todas las medidas de seguridad, materiales de higiene y equipo necesario para garantizar un regreso seguro. Entendemos que, si se quiere regresar en marzo, debemos ir montando “ambientes modelos” que sirvan luego para replicar; un proyecto piloto limitado en febrero puede ayudar que en marzo seamos más lo que hayamos regresado a la escuela”, expresó Ana María García Blanco, directora ejecutiva del INE.

El proyecto “Sembrando regresamos”, es una respuesta a romper con el aislamiento y uso continuo de la pantalla en niños y jóvenes por la educación a distancia por la pandemia. Los huertos escolares atienden la necesidad de socialización con herramientas educativas de experiencias concretas con la naturaleza, a la misma vez que las maestras trabajan con las presentaciones de ciencias y botánica del currículo Montessori. De igual forma, los huertos caseros se transforman en un espacio educativo en donde las familias pueden disfrutar con su hijos/as en las actividades al aire libre, acompañarlos en la investigación y experimentación de los recursos naturales, fomentar el cuidado del medio ambiente y a desarrollar el hábito de una alimentación saludable y sustentable.

“Un grupo de 10 guías voluntarias han de utilizar el huerto escolar como “un salón de clase al aire libre” en donde retomar las clases presenciales. Hoy celebramos el comienzo de “este regreso”, maestras, estudiantes y familias realizan una siembra en la escuela Manuel Elzaburu y Vizcarrondo en Cantera con el propósito de “sembrar” la posibilidad de un regreso seguro a la escuela”, explicó Karla Orriols, del INE, en la actividad inicial de “Sembrando regresamos”.

Como parte del proyecto, las familias participantes reciben un kit que incluye: una bolsa de tierra de 15 cuartillos, cuatro sobres de semillas surtidas y una Guía de Eco Huerto: Cómo hacer tu huerto ecológico de Nelson Álvarez y Raúl Rosado.

De igual forma, se ha creado ha creado una comunidad virtual a través de la plataforma de TEAMS para que las maestras puedan acompañarse con experiencias, fotos y actividades realizadas con los estudiantes. También podrán intercambiar literatura, videos educativos y cualquier información relevante con el proyecto. Este es un punto de encuentro para llevar a cabo reuniones virtuales y talleres de agroecología.

Las escuelas públicas Montessori han integrado desde hace años a su currículo y a la formación de sus estudiantes la práctica del respeto y cultivo de la tierra, la reforestación como tarea, la siembra de frutos y vegetales como forma de vida. Esta generación que sube establece una relación distinta con su medio ambiente, se ven como cuidadores y colaboradores de la naturaleza.

El viernes 22 de enero el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico llevará a cabo una siembra en la reserva de Toro Negro como cierre de la celebración de sus 50 años de trabajo de protección de la tierra y el ambiente. Celebra los 50 años vividos y mira hacia los próximos 50.  “Acogemos con mucha esperanza esta alianza tan significativa con el Instituto Nueva Escuela. Sembrando regresamos, le permitirá a miles de estudiantes a cultivar su conocimiento por la conservación mientras contribuyen a su bienestar alimenticio y aprenden sobre la importancia de la seguridad alimentaria mediante la creación y mantenimiento de sus propios huertos escolares”, dijo el Licenciado Fernando Lloveras, presidente de Para la Naturaleza y director ejecutivo del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico.      

Contactos:
Sheila Cruz (787)909-6166

Nelson Gabriel Berríos (787)502-5264