Menú

Sobre 200 residencias tienen daños severos a causa de las inundaciones por la tormenta Isaías

La Cruz Roja Americana, capítulo de Puerto Rico, ha realizado evaluaciones de daños para asistir a las familias afectadas

Más de 200 residencias, principalmente en la zona oeste, sufrieron daños mayores y otras 15 están destruidas a causa de las inundaciones provocadas la semana pasada por el paso el sur de la isla la tormenta tropical Isaías, de acuerdo con los datos recopilados hasta hoy por la Cruz Roja Americana, capítulo de Puerto Rico.

La directora ejecutiva de la entidad, Lee Vanessa Feliciano, indicó que voluntarios de la Cruz Roja han visitado comunidades alrededor de la isla que sufrieron daños a causa de las lluvias que trajo consigo el sistema tropical. Aunque identificaron familias afectadas en San Juan y Las Piedras, la gran mayoría de los damnificados están en el oeste, mayormente en Mayagüez.

“Los daños han sido por completamente por inundación, no por fuerza de viento, esto es inundación”, indicó Feliciano.

En total, la Cruz Roja había identificado 225 viviendas con daños mayores, hasta poco después de mediodía del domingo. Esta cifra podría aumentar, pues 22 voluntarios de la organización humanitaria se encontraban esta tarde en zonas afectadas en Hormigueros y Mayagüez, señaló la directora ejecutiva.

“Estimamos que hoy vamos a terminar la evaluación de daños, para entonces mañana poder iniciar el proceso de darle asistencia financiera directa a las familias”, señaló.

La Cruz Roja ofrece asistencia financiera inmediata para que las familias puedan adquirir alimentos, ropa o medicamentos, la cual se asigna según la cantidad de personas en la vivienda, la cual sale principalmente de las donaciones económicas que recibe de corporaciones e individuos.

Una estructura se identifica como con “daño mayor”, en caso de inundación, cuando la acumulación de agua llegó a las 18 pulgadas de altura o si llegó a los enchufes eléctricos, o si tiene daños estructurales parciales. En el caso de las casas destruidas, estas se clasifican así porque no están aptas para albergar personas, ya sea porque hubo derrumbes, hay huecos en las paredes o está en riesgo de colapso, explicó Feliciano.

La Cruz Roja se activó el domingo pasado en preparación para lo que se pronosticaba sería un sistema tropical que dejaría mucha lluvia sobre la isla, indicó la directora ejecutiva. Tras el paso de Isaías, 80 voluntarios han realizado 240 evaluaciones de daños en comunidades en Mayagüez, Loíza, San Juan, Canóvanas, Maunabo, Naguabo, Humacao, Yauco, Guánica y Guayanilla.

“Hemos llegado a todas las áreas (de la isla), lo que pasa es que la cantidad de casos en el norte y el sur han sido bien poquitos. Lo más fuerte es en Mayagüez”, destacó Feliciano. “Nosotros no habíamos tenido una experiencia así en Mayagüez, así que es un área nueva para nosotros”, añadió.

El jueves, horas después de paso de Isaías, solo los daños en el municipio de Mayagüez se estimaron en unos $14 millonesAl momento, aún no se tiene una cifra preliminar de los daños a nivel de toda la isla, pues se le dio más tiempo a las administraciones municipales de entregar los informes requeridos, explicó la portavoz del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), Myriam Quiñones.

Feliciano destacó que incluso a los voluntarios de la Cruz Roja, que típicamente son de las primeras organizaciones que ofrecen ayudas a damnificados, se les ha hecho difícil llegar a algunas zonas para realizar sus evaluaciones.

“Ayer, por ejemplo, en Mayagüez llegamos a unos barrios que tuvimos que darle instrucciones a los voluntarios que tenían que retirarse porque habían derrumbes, estaba lloviendo, y tuvieron que salir de esos barrios”, relató, al añadir que hoy regresarían a esas zonas.

Asimismo, han tenido que tomar medidas adicionales para reducir el riesgo de contagios en medio de la pandemia por el coronavirus.

“Estamos haciendo todo para mantener la seguridad de nuestros voluntarios y el ‘staff’ (empleados) porque estamos respondiendo a una emergencia en medio de una pandemia. Si antes iban cuatro voluntarios en un vehículo, ahora solo van dos. El trabajo de evaluación de casos, que empezamos mañana, lo haremos de manera virtual. Nos comunicaremos con las familias y les vamos a hacer llegar la asistencia financiera, que es una tarjeta del sistema Mastercard, de forma segura”, indicó Feliciano.

La directora ejecutiva reiteró que el Capítulo de Puerto Rico de la Cruz Roja Americana no acepta donaciones es especie -como sería ropa o alimentos no perecederos-, solo donaciones económicas que pueden distribuir de manera más ágil. Las donaciones se pueden hacer a través de su página web o de la sección de donativos de ATH Móvil, bajo /CruzRojaPR.

“Pienso que estaremos las próximas dos semanas en esto, no nos iremos hasta que no terminemos de hacer el ‘damage assestment’ (evaluación de daños) total y, en el camino, siempre surge uno que otro caso adicional”, apuntó Feliciano. “Somos los primeros que llegamos y somos los últimos que nos vamos, siempre”, añadió.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com