Menú

Tormenta Isaías redujo significativamente la sequía en el país. El sistema arrojó más de 11 pulgadas de lluvia en algunas zonas.

La mitad este de Puerto Rico estaba severamente seca a principios de la semana pasada. Luego llegó la tormenta Isaías y todo cambió.

Lee: ¿Era necesario abrir las compuertas de Carraízo?

Hoy, el monitor de sequía del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos reveló que la precipitación que trajo consigo el sistema tropical redujo dramáticamente la sequía que ahora solamente quedan algunas áreas anormalmente secas.

Justo antes del paso de la tormenta tropical, la mayoría de los suelos en Puerto Rico estaban bajo alguna categoría de sequía. Solamente el 33.63 por ciento del país estaba con condiciones normales. Esta semana ese número subió a 82.63 por ciento.

Esto significa que todavía queda un 17.37 anormalmente seco esta semana.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PrimeraHora.com