Menú

Tras el huracán María se perdieron el 80% de las abejas domésticas en Puerto Rico

San Juan – Las abejas domésticas, que son las que los apicultores mantienen en sus fincas para producción de miel o servicios de polinización, se perdieron en un 80 por ciento tras el huracán María y de las 4,000 colmenas domésticas que había quedaron 1,000.

abejas domésticas en Puerto Rico

Así lo pone de manifiesto el Departamento de Agricultura (DA), que tendrá hasta la semana que viene para entregar a la Comisión de Agricultura del Senado documentación que certifique la cantidad de empleos directos e indirectos que genera la industria de la apicultura en Puerto Rico, informó hoy el Senado en un comunicado.

Además deberá remitir la información sobre cuantos productores de miel cien por cien pura trabajan en la isla, cantidad de apicultores registrados y cuáles son bonafide, entre otras peticiones.

Así lo solicitaron, según el comunicado, los senadores Luis Berdiel, Nelson Cruz y Cirilo Tirado como presidente y miembros, respectivamente, de la Comisión de Agricultura de la Cámara Alta en una vista pública en la que se evaluó el Proyecto 974 que pretende darle mayor protección a la abeja puertorriqueña e imponer penalidades. La medida es de la autoría del senador Nelson Cruz.

Berdiel Rivera, como presidente de la Comisión, informó que una vez reciban los documentos solicitados y evalúen las ponencias sometidas por la Asociación de Agricultores y otros representantes del sector apicultor, presentarán un informe ante el pleno de la Cámara Alta.

El secretario del DA, Carlos Flores, quien fue representado por el agrónomo Carlos Rodríguez, endosó la medida pero sugirió que la Junta de Planificación, con recomendaciones del DA, establezca el reglamento necesario para permitir la apicultura urbana tomando en consideración los propósitos de la medida y la seguridad ciudadana.

Asimismo, Flores solicitó que se ordene al DA crear una comisión para determinar qué método de asperjación será el utilizado por los municipios y/o entidades gubernamentales tomando en consideración las guías y política pública de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, en inglés).

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodicoLaPerla.com