Menú

Un problema la informalidad de la construcción en la Isla

Arquitecto boricua señala que “hay unas líneas grises” sobre los reglamentos de edificación.

Arquitecto Boricua

Lima. Inspeccionar las estructuras, reforzar las columnas de aquellas residencias afectadas, pero no devastadas por los sismos recientes y hacer una evaluación minuciosa del terreno en que están levantadas, fueron algunas de las recomendaciones del arquitecto Irvine Torres para responder al daño que han provocado los temblores en la Isla.

El también gerente general de la empresa de diseño y construcción JSA, Lima, apuntó a la informalidad en el desarrollo de viviendas en Puerto Rico como el eje del problema que confrontan decenas de unidades en el país.

“Es una realidad de toda Latinoamérica. Esa informalidad de construcción la tiene Perú, o la periferia tiene ejemplos que son muy marcados; también los tiene México. Mucha gente ha recurrido a hacer su casa con los recursos que le permiten. En su momento no todo el mundo tiene la capacidad económica para contratar un arquitecto o un ingeniero y seguir el proceso de desarrollo de la vivienda”, indicó.

Sobre los reglamentos de construcción, señaló que el Gobierno fiscaliza su ejecución; sin embargo, “hay unas líneas grises”. “Puerto Rico tiene un código de construcción que creo que es eficiente, lo que sucede es que al final hay mucha informalidad y muchas lagunas en cómo se fiscalizan los procesos de construcción que entonces por consecuente generan estos problemas que se están viendo”, sostuvo el experto.

En cuanto a las residencias construidas sobre columnas o zancos, destacó la importancia de evaluarlas para auscultar la posibilidad de reforzarlas con acero. “Muchas de estas estructuras tienen el potencial de poderse reforzar, habría que hacer un estudio del terreno y constatar de qué está construida la columna (para tomar las decisiones)”.

Lea la noticia en PrimeraHora.com