Menú

Urge mano de obra para recoger café de árboles que se sembraron tras el huracán María

Algunas fincas ya comenzaron a gestionar trabajadores inmigrantes ante la falta de locales, en momentos en que aumentará la disponibilidad de café para recoger por primera vez desde el paso del ciclón en 2017.

Urge mano de obra para recoger café de árboles que se sembraron tras el huracán María

Muchos de los millones de árboles de café que se sembraron después de la devastación del huracán Maríaestarán listos para ser cosechados este año, pero la producción agrícola dependerá, nuevamente, de la disponibilidad de la mano de obra.

Como ocurriórecientemente con otros productos, algunas fincas cafetaleras comenzaron a reclutar trabajadores inmigrantes para poder comenzar ante la escasez de recolectores locales.

“Esos arbolitos tardan como tres años en comenzar a producir. De los primeros que se sembraron después de María, se suman a los que sobrevivieron y el año que viene esperamos tener muchos más para cosechar”, indicó Iris Jannette Rodríguez, presidenta del Sector Cafetalero del la Asociación de Agricultores de Puerto Rico.

“Pero necesitamos mano de obra. Ya hay muchas fincas que están trabajando para tener inmigrantes, que es algo bien complicado, por todos los requisitos federales”, agregó. “Uno de esos requisitos es hacer una convocatoria local, pero si no aparecen, no podemos parar la producción”.

Según Rodríguez, cuando llegó el huracán María en septiembre de 2017 se habían recogido ese año 100,000 quintales de café para atender la demanda de Puerto Rico de 240,000 quintales.

El ciclón, entonces, afectó las plantaciones al destruir el 85% de los árboles de café.

Después del huracán se logró cosechar 20,000 quintales al cierre del 2017, producción que se ha mantenido desde entonces, según Rodríguez.

Asimismo, cuestionó que el Departamento de Agricultura no haya incentivado más la siembra de árboles.

“Los agricultores solicitamos al Departamento de Agricultura federal fondos para sembrar por lo menos 6 millones de arbolitos, pero esa gestión tenía que venir del Departamento de Agricultura, pero no lo hizo porque entendía que no era necesario”, dijo Rodríguez.

“Claro, si no se produce aquí, se tiene que traer de afuera. Son 220,000 quintales de café extranjero y esos son ingresos para el Departamento Agricultura… $128 millones entraron a la agencia, y no podemos competir con eso”, añadió. “Por eso estamos tratando de proteger la cosecha que viene, porque sean trabajadores locales o inmigrantes, eso es dinero que beneficia las economías locales, porque el recogedor de café no va a comprar cosas en San Juan, sino que consume en el pueblo donde está”.

Rodríguez desatacó que el año pasado parte de la cosecha se perdió por falta de mano de obra y temen que pase algo similar tomando en consideración que habrá más café disponible para ser recogido.

“Podríamos llegar a los 30,000 quintales, pero necesitamos mano de obra”, recalcó.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com