Menú

Voluntariado en la ciencia ciudadana (la historia de Todo el Mundo, Alguien Más, Cualquiera y Ninguno)

Astrid D. Maldonado De Jesús y Sandra I. Faría Dávila
Coordinadora de Voluntarios y Coordinadora de Ciudadano Científico

Citizen Science Month April 2021

¿Voluntariado? ¿Qué es eso? ¿De qué hablamos cuando mencionamos voluntariado en Para la Naturaleza (PLN)? Su existencia no nace en el vacío dentro de la organización. El voluntariado en PLN es el reflejo de acciones encaminadas a aportar a la concienciación sobre la naturaleza y la toma de acciones concretas a favor de la conservación de lo que nos rodea. Resaltamos que el voluntariado se ha afianzado por el interés y compromiso del público general. De diversas maneras los participantes nos expresan: ¿cómo aporto?, ¿cómo puedo enseñar a otros? ¿Me pueden apoyar a enseñar a otros?

En el transcurso hemos conocido valerosos individuos, que han estado presentes en diferentes instancias.  Uno de estos caminos nos ha conducido a la ciencia ciudadana.  Como dice su nombre, se trata de proyectos científicos realizados con la colaboración activa de ciudadanos, que no necesariamente tienen un trasfondo científico y si cuentan con la dirección de un experto, aportan a recopilar datos conducentes a hallazgos, analizarlos, hacer nuevas preguntas o cuestionamientos.  Esto permite acceso a los datos, ser mentores y compartir la información para beneficio de otros curiosos que comparten este archipiélago.

Algo presente en las varias modalidades de voluntariado, es la diversidad de participantes.  Sus trasfondos van desde jovencitos de 12 años, adultos en edad laboral de diversas industrias y campos profesionales, hasta jubilados. Esto ha requerido estudiar diferentes audiencias y utilizar un abanico de enfoques que nos llevan a concluir que el deseo de ser parte es el único requisito indispensable.

Esto nos recuerda, la alegoría de cuatro personas llamadas Todo el Mundo, Alguien Más, Cualquiera y Ninguno.  Por mucho tiempo, Todo el Mundo ha estado supuesto a hacer su parte en los esfuerzos de conservación, pero pensó que Alguien Más lo haría.  Sin embargo, Alguien Más se confió en que Cualquiera lo haría.  Cualquiera, con todas las habilidades para hacerlo, vio la cantidad de trabajo y se llenó de dudas, considerando que era mejor que Ninguno lo hiciera. Ninguno lo intentó muchas veces y no lo logró.  Pero esta clásica historia no tiene que terminar así, ya que, en nuestra experiencia, siempre hay voluntarios dispuestos a hacer la parte que le corresponde a Todo el Mundo.  Se tu uno de estos voluntarios que hacen la diferencia.