Menú

7 cascadas para darte un chapuzón en Puerto Rico

Descubre cómo llegar

cascada Las Paylas en Luquillo

Puerto Rico está lleno de majestuosas cascadas que podrían ser tremendos sitios de turismo interno, ideales para darse un chapuzón veraniego.

Estos cuerpos de agua, en su mayoría, están situados en lugares poco conocidos, ya sea por falta de acceso y/o de exposición. El más que ha resonado, en los pasados 5 años, es Gozalandia en San Sebastián. Sin embargo, existen muchos otros que son sumamente espectaculares.

A continuación te presentamos siete cascadas que quizás desconocías para que salgas a disfrutar en familia.

1. Chorro de Doña Juana

El chorro de Doña Juana -que está situada en la colindancia de Ciales, Orocovis y Villalba- tiene una caída de 100 pies de altura aproximadamente. Al lugar llegan boricuas y turistas a darse un baño. Los predios de la tracción sirven para aparcarse, pero precaución porque el área es angosta.

2. Salto Curet 

En Maricao podrás encontrar el Salto Curet. Los visitantes tendrán que caminar por 15 minutos para llegar a su destino, donde hay además una charca. En días de semana, el ambiente incita a la relajación porque no es muy recurrido.

3. Las Tinajas y Charco Frío 

Vegetación silvestre rodea la serie de charcas que son parte del río de Fajardo. Aquí atravesarás senderos y veredas -por lo que es recomendado utilizar calzado deportivo- para llegar a la primera parada, Charco Frío. Una piscina que tiene dos sogas para columpiarse.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com