Menú

A estudiar y trabajar desde la afrodescendencia

El libro “¡Negro, negra!: afirmación y resistencia” marca el inicio de unas iniciativas para dar más visibilidad a la herencia afriacana en la historia y cultura boricuas

Olga Chapman Rivera coordinadora general Congreso Afrodescendencia Puerto Rico

Cuando hace cuatro años la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el Decenio Internacional para los Afrodescendientes del 2015 al 2024, un grupo de puertorriqueños comenzó a hacerse preguntas.

Las interrogantes tenían el propósito de reflexionar acerca de cuánto y cuan profundamente se discute este tema en la isla. Pero encontraron que muy poco se habla en los salones de clases, en la academia o en las comunidades acerca de la población afrodescendiente, más allá del tema de la abolición de la esclavitud. Entonces, pusieron manos a la obra para cambiar esa realidad con la creación del grupo Afrodescendencia de Puerto Rico, Inc.

A partir de esa unión se llevaron a cabo diferentes esfuerzos que incluyen el Congreso de Afrodescendencia de Puerto Rico -cuya tercera edición ya se organiza- y el lanzamiento del libro “¡Negro, negra!: afirmación y resistencia”, celebrado ayer en la Librería Casa Norberto de Plaza Las Américas.

El libro reúne 35 de las sobre 60 ponencias presentadas en el primer congreso, realizado entre el 9 al 12 de noviembre de 2015. Incluye los escritos de Mayra Santos Febres, Ana Irma Rivera Lassén, Agustín Laó Montes, Daniel Lind Ramos, Edwin Quiles y otros autores, activistas y pensadores de la isla y de países como Costa Rica, Colombia y Venezuela. La compilación estuvo a cargo de Lester Nurse Allende y el Comité de Afrodescendencia.

“Dentro de los grupos étnicos en el mundo el más rezagado es el afrodescendiente”, indicó la doctora María Elba Torres, directora general del evento, al plantear la importancia de la colección de escritos para empezar a visibilizar todo lo relacionado a este grupo en la isla.

La profesora del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) señaló que solamente a través de la discusión y la educación pueden acabar el racismo y la xenofobia que existe en la isla, además de hacerle justicia al rol que han tenido los afrodescendientes en el desarrollo del país.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com