Menú

Acercándonos a la meta del 33%: Terrenos protegidos en Puerto Rico alcanzan el 16.1%

San Juan—  El aumento en la tasa de protección de terrenos en Puerto Rico de 8% a 16.1% marcó uno de los logros más importantes del 2016 para nuestras Islas en materia de conservación.

Este incremento es resultado del trabajo en conjunto de diversas entidades públicas y no gubernamentales, incluyendo a Para la Naturaleza, que han venido colaborando desde 2015 bajo el equipo de Acción de Conservación de Áreas Protegidas de la Cooperativa para la Conservación del Paisaje en el Caribe, conocido como PA-CAT. El PA-CAT se ha dado a la tarea de identificar y sumar las Áreas Naturales Protegidas (ANP) existentes adquiridas por el estado que no estaban contabilizadas, así como nuevos terrenos adquiridos para conservación por entidades gubernamentales y no gubernamentales. Igualmente, ha trabajado en una revisión de la metodología que tradicionalmente se usaba para contabilizarlas, que incluye el desarrollo de una nueva definición de ANP que es acorde con los parámetros establecidos en Estados Unidos y por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza a nivel mundial.

En abril de 2016, el grupo anunció el aumento de 8 por ciento a 16 por ciento, lo cual fue producto del inventario y mapa levantado con datos hasta el 2015. Posteriormente, a finales de 2016, se revisó y actualizó la información para incorporar nuevos terrenos, aumentando la cifra a 16.1%.

Por otra parte, esta revisión más reciente también fijó en 26.7% el total de áreas marinas protegidas.

El inventario actualizado incluye ocho nuevas áreas terrestres protegidas por Para la Naturaleza: Río Bairoa, La Pitahaya, Los Llanos, Cerro La Tuna, Río Toa Vaca, Hacienda Lago, Freddie Ramírez y Hacienda Pellejas. Igualmente, incorpora dos nuevas áreas terrestres protegidas por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA): Reserva Natural Playa Grande El Paraíso y Extensión Marina Reserva Natural Playa Larga El Paraíso.

“Para la Naturaleza celebra este avance como un gran paso  en nuestra misión de alcanzar la protección del 33 por ciento de los terrenos de Puerto Rico para el 2033. Este aumento significativo en la tasa de conservación es producto de la colaboración de muchos sectores que están trabajando juntos para aplicar efectivamente las ciencias a la conservación e impulsar herramientas creativas tales como las servidumbres, los planes de uso de terrenos y las iniciativas comunitarias.  Nuestro compromiso es seguir moviéndonos en esta dirección para salvaguardar los ecosistemas esenciales que necesita Puerto Rico para subsistir, a la vez que fortalecemos nuestra posición como destino de naturaleza”, expresó Fernando Lloveras San Miguel, presidente de Para la Naturaleza.

El objetivo del PA-CAT es proveer información y brindar asesoramiento necesario para identificar, reconocer y gestionar la red de áreas naturales protegidas en las islas del Caribe que son parte de Estados Unidos.  Además, propone el establecimiento del Sistema Integrado para la Conservación de la Naturaleza que, además de las ANP,  incluye políticas de usos de suelo, designaciones especiales (eg., hábitat críticos) y otros mecanismos que promueven la conservación de la biodiversidad en tierras publicas o privadas, ya sea a través de leyes o programas de incentivos. Mediante ese sistema, se documentan todas las iniciativas actuales, se crea una base de datos compartida, y se promueve la conservación estratégica por medio de diversas herramientas.

El PA-CAT está compuesto por múltiples entidades, entre ellas agencias federales, estatales, organizaciones no gubernamentales, entre otros: el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), el Instituto Internacional de Dasonomía Tropical (IITF) del Servicio Forestal de los Estados Unidos (USFS), el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS), la entidad Para la Naturaleza, la Fundación Alma de Bahía, el Bahía Beach Resort, la Junta de Planificación (JP), la Universidad de Puerto Rico y el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). Estas agencias y organizaciones trabajan juntos a través de una alianza llamada la Cooperativa para la Conservación del Paisaje en el Caribe (CLCC, por sus siglas en inglés).