Menú

Adecuada iniciativa para el manejo del sargazo

Centrarse únicamente en resolver el problema de déficit fiscal y su concomitancia del impago de la deuda pública como lo han venido haciendo la Junta de Control Fiscal y el gobierno de Puerto Rico ha tenido el efecto de que se postergue la atención al mal de raíz que lo causa: el declive de la economía isleña y su paulatina descapitalización de las inversiones industriales y comerciales.

La iniciativa del senador del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Rafael Bernabe, con la Resolución del Senado 260, cuyo objetivo es explorar una manera ecológicamente amigable de remover el sargazo de la costa, es un paso inteligente para lograr que problemas recurrentes por causas incontrolables de la naturaleza puedan convertirse en aliados económicos de Puerto Rico. La marea invasiva de costas y playas del sargazo es un ejemplo de ello.

La investigación ordenada a la Comisión de Agricultura y Recursos Naturales del Senado también busca conocer el aprovechamiento de la macroalga como fuente de abono y nutrientes. El sargazo proporciona fertilizantes para la vegetación que protege el suelo de la erosión y promueve la biodiversidad de las aves marinas y la vida silvestre.

El problema que ocasiona el sargazo es que a medida que se pudren, estas macroalgas marinas emiten un gas tóxico que crea una falta extrema de oxígeno en el mar, matando algunas especies nativas. Afecta, además, el disfrute de las playas y nuestra principal industria en estos momentos, el turismo.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) desarrolló un protocolo para el manejo de la acumulación de sargazo en 2015, pero luego de casi seis años no se ven los resultados deseados, ha advertido el senador Bernabe.

Durante el verano de 2018, la comunidad científica del País recomendó al gobierno que se trabajara para recoger el sargazo y se le diera uso en la agricultura, como fertilizante, e incluso utilizarlo como materia para la elaboración de otros productos.

Esta es, precisamente, la época de la marea de sargazo que llega a nuestras playas y afecta grandemente la industria turística y malea el medioambiente de nuestros balnearios, en detrimento del disfrute de la ciudadanía en la época de que la mayoría de la gente escoge para vacacionar.

Diferentes industrias y especialistas en el mundo han destacado algunos de los beneficios que el sargazo tiene. Esto serviría como incentivo para que el DRNA encuentre aliados para la limpieza de la macroalga marina en las playas y costas del País.

Por ejemplo, el sargazo contiene un ácido que puede aplicarse como espesante y emulsionante en la industria alimentaria; también contiene celulosa y hemicelulosa, los cuales son materia prima del papel. Asimismo, genera etanol, uno de los principales compuestos para biocombustible y fue descubierto que sus propiedades también funcionan excelentemente como fertilizante.

Dos de los productos que más se están haciendo con sargazo son libretas y papel, que también se puede utilizar para embalaje y manualidades. El aprovechamiento de esta macroalga marina evita el uso de árboles como celulosa en la fabricación de papel. En este mismo renglón de producción creativa, también se fabrican portavasos y material para los menús de restaurantes.

Además, se producen con el sargazo cosméticos y productos para el cuidado de la piel. Los cosméticos de productos naturales son cada vez más comercializados y tienen una mayor presencia en el mercado y ahora el sargazo es una macroalga que se aprovecha en su producción.

Tratamientos capilares para el fortalecimiento del cabello, así como maquillaje, cremas humectantes y protectores solares son algunos de los productos que han empezado a producirse con el sargazo.

Conforme a investigaciones hechas, el sargazo fue muy utilizado en el siglo XVII para combatir dolores en las articulaciones y enfermedades de la piel. Estos beneficios son muy positivos para los productos cosméticos que ahora se están realizando con esta macroalga marina.

Ciertamente, la iniciativa del senador Bernabe hace bueno el apotegma que dice que si llueven limones hagamos —entonces— limonada con ellos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM