Menú

AES quiere negociar un contrato para transicionar hacia energía solar en dos años

La empresa envió una declaración a la subcomisión de Investigaciones del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja que escucha reclamos a favor del cierre de su planta de carbón

La empresa AES Puerto Rico quiere negociar con el gobierno puertorriqueño un nuevo contrato que sostiene le permitiría hacer una transición en dos años en su planta de Guayama de energía generada por carbón a solar.

“AES Puerto Rico ya ha presentado a funcionarios de Puerto Rico soluciones que lograrían una transición responsable de los 500 megavatios de energía de carga producida con carbón a energía renovable y almacenamiento en batería, sin interrumpir la confianza en la electricidad que AES Puerto Rico provee hoy”, indicó la empresa en comentarios que envió al Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal.

Las declaraciones de la empresa fueron dadas a conocer previo a una vista pública que llevará a cabo esta mañana la subcomisión de Investigaciones del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes bajo el título “Cenizas de carbón tóxicas: efectos adversos a la salud de la planta de Puerto Rico y opciones para el cierre de la planta”, centrada en las operaciones de AES en Guayama.

AES no fue invitada a la sesión, indicó el portavoz del Comité de Recursos Naturales, Adam Sarvana.

Como ponentes de la sesión estarán Alberto Colón, de la Comunidad Guayanesa Unida por tu Salud; el médico Gerson Jiménez; la líder ambientalista Ruth Santiago; y el vicepresidente de la Junta de Directores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), David Owens.

AES, que tiene contrato con la AEE hasta 2027, argumentó en contra de un cierre abrupto de la planta al sostener que provee hasta el 25% de la energía en Puerto Rico, necesaria para la “estabilidad eléctrica”, la vida de millones de personas y la economía.

El gobierno de Puerto Rico ha prohibido el uso de carbón para generar energía a partir de 2028.

Según AES las nuevas instalaciones que propone establecer en su planta, de lograr una renegociación con las autoridades de la Isla, “incluirían la tecnología Maverick 5B, que usa 50% menos terreno que un proyecto solar tradicional y se puede construir tres veces más rápido que otros recursos de proyectos solares”

En la declaración enviada al Comité de Recursos Naturales, AES sostuvo que se trata de “una tecnología resistente y probada, capaz de resistir huracanes de categoría 4”.

“A medida que los recursos renovables entren en funcionamiento, la electricidad producida por carbón se reducirá, mientras que la planta permanecería disponible para garantizar la confiabilidad de la red durante emergencias”, agregó.

AES indicó que espera trabajar en conjunto con la AEE y el gobierno de Puerto Rico para lograr un acuerdo que cumpla “con los derechos contractuales existentes y responsabilidades bajo el (acuerdo de compra y operación de energía, PPOA) actual”.

AES-Puerto Rico indicó al Comité de Recursos Naturales que para echar hacia delante ese posible proceso de transición, utilizaría “la experiencia global de AES”, que sostiene está dirigida reducir a menos de un 10% la generación de energía por carbón.

La semana pasada, más de 140 organizaciones ambientales, comunitarias, agroecológicas, políticas, sindicales, religiosas, sociales, culturales y empresas locales firmaron el “Manifiesto Solidario Pro Salud y Ambiente de Puerto Rico / 2021″ para exigir el cierre de la planta AES Puerto Rico. Grupos de la diáspora y República Dominicana apoyaron la declaración.

“La lucha contra la carbonera AES no terminó con la prohibición del depósito de cenizas tóxicas en nuestra isla. Eso fue un logro importante del pueblo, pero AES sigue contaminando y acabando con la salud y la vida de las personas que viven cerca a sus instalaciones en Guayama”, dijo entonces Yanina Moreno Febre, portavoz del Campamento Contra las Cenizas en Peñuelas.

En mayo pasado, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) aprobó un reglamento para que prohíbe el depósito, acumulación y almacenamiento de cenizas de carbón sobre el terreno por un período mayor de 180 días a partir del momento de su generación o producción.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM