Menú

Amenaza con desaparecer la industria del café

El impacto del huracán María sobre el 80% de las cosechas ha exteriorizado problemas subyacentes del sector cafetalero

industria del cafe

Cuando los vientos arrolladores del huracán María  azotaron las plantaciones de café de la isla, no solo se perdió el 80% de la cosecha. La catástrofe natural dejó al descubierto problemas estructurales de la industria que, durante la pasada década, han amenazado con extinguir la producción local.

Para el comerciante Etienne Cardona, propietario de Hacienda San Pedro, la industria está afectada por la falta de calidad y la excesiva burocracia.

“Lo que me afecta a mí directamente como comerciante no es el huracán, es la industria. Esto ya estaba destruido, lo que pasa es que ahora se va a sentir duramente”, comentó.

Mientras, el caficultor mayagüezano Luis Ángel Curbelo ve como su mayor obstáculo la falta de manos para trabajar la tierra.

 “El problema principal de la industria es la mano de obra. El problema es que al trabajador puertorriqueño lo han metido en una zona de confort que ha afectado la agricultura”, opinó Curbelo.

El secretario de Agricultura, Carlos Flores Ortega, reconoció que la industria podría desaparecer si no se crean modelos distintos de producción y mercadeo.

“Yo soy caficultor, y yo tengo el mismo pesimismo, si seguimos haciendo las cosas de la misma manera”, sentenció.

A juicio de los entrevistados, el huracán ha destapado los sinsabores de una industria que necesita replantearse. En ese proceso han surgido unas palabras clave: control de calidad, tecnología, exportación, alternativas de mercadeo y educación.

Escasa producción local

Antes de que el huracán Georges azotara a Puerto Rico en 1998, era otra la realidad del café puertorriqueño. Flores Ortega, quien en ese momento era subsecretario de Agricultura, confirmó que de los 300,000 quintales de café necesarios para suplir la demanda, unos 250,000  se producían localmente, equivalente al 83%.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com