Menú

Apremia más protección a la biodiversidad marina

El movimiento de países latinoamericanos, como otros del mundo, unidos por la salud de los océanos es una invitación para que Puerto Rico intensifique esfuerzos que aporten a proteger la biodiversidad marina.

reserva marina Tres Palmas

Los recursos marinos son activos valiosos para nuestra isla. Son el atractivo principal para el turismo, una de nuestras principales actividades económicas. De ellos obtenemos alimentos y recreación.

Los océanos son hogar del 80% de la vida en el planeta. Y su salud está amenazada por el calentamiento global, la sobrepesca y por descargas contaminantes. Protegerlos empieza por entender la responsabilidad humana en su deterioro.

Lo que comemos, consumimos y botamos como ciudadanos tiene el potencial de afectar los ecosistemas marinos. También el comercio y la actividad industrial, cuando no se adoptan las mejores prácticas de sostenibilidad en la producción y en la disposición de desechos. El abuso del plástico impone una presión insostenible sobre nuestros recursos marinos. Los investigadores estiman que miles de toneladas de basura, la mayoría plásticos, terminan en los océanos. Ese ritmo puede frenar si se reducen, reúsan y reciclan materiales.

La protección de la vida submarina es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible trazados por la Organización de las Naciones Unidas. Esos objetivos aspiran a erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad de todos sus habitantes para el 2030. Son metas alcanzables con acciones concretas que deben liderar los gobiernos de cada país. Y Puerto Rico no es excepción, aunque no participe de estos acuerdos internacionales.

Conocedores señalan que una de las mejores formas para aportar a la regeneración de los océanos son las demarcaciones de áreas protegidas.

En días recientes, el gobierno de Samoa dispuso que sus aguas nacionales, en el Pacífico Sur, serán santuario de tiburones. Son hábitat de una treintena de especies de tiburones y mantarrayas. La designación prohíbe su pesca y comercio.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com