Menú

Aprueban estudio sobre manejo de la erosión costera en zona metro

Jenniffer González anunció que el análisis será realizado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos.

La comisionada residente, Jenniffer González Colón, anunció el jueves, la aprobación del estudio de viabilidad para atender la erosión costera, del área de la Bahía de San Juan y la Laguna Condado, por parte del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés).

“Gracias a este estudio para el que conseguimos los fondos en el 2018, ya se tiene un plan de acción concreto y ahora podemos solicitar los fondos necesarios para su inicio”, dijo en comunicación escrita la comisionada residente luego que USACE le informara sobre la firma del estudio de viabilidad por parte del LTGEN Spellmon, jefe de Ingenieros y el comandante general del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, con quien la comisionada se reunió en junio pasado en su visita a Puerto Rico.

La comisionada explicó que en 1970 (Ley Pública 91-611) se aprobó en el Congreso hacer un estudio sobre la erosión costera en la zona metro, pero que no se había podido realizar por falta de fondos.

Mencionó que logró incluir la asignación de los fondos necesarios para hacer el estudio en la Ley Bipartita de Presupuesto del 2018 (Ley Pública 115-123). La asignación para el estudio fue de 3 millones de dólares.

El estudio se hizo con el objetivo de buscar alternativas para reducir el riesgo de daños por inundaciones costeras a los activos (estructuras, vehículos e infraestructura crítica) en el área metropolitana; reducir el riesgo de daños a los activos por el embate de olas durante huracanes y tormentas e incrementar la resiliencia comunitaria en el área metropolitana.

El plan contempla un proyecto a un costo de 365.2 millones de dólares, dividido entre la parte federal (USACE) 237.9 millones de dólares y el socio local unos 127.3 millones de dólares. Se espera que esté listo a siete años una vez se asignen los fondos.

El proyecto está diseñado para hacer elevaciones de 7.5 pies a 9 pies que reducirían el riesgo de inundaciones costeras en un 98 por ciento a 100 por ciento durante un evento de probabilidad de excedencia promedio, con una efectividad del 92 por ciento al 100 por ciento sobre un aumento pronosticado del nivel del mar.

Se prevé incluir 1.5 millas de diques, 6.5 millas de muros de contención, .7 millas de rompeolas, áreas de barrera natural, mitigación de impacto de humedales y mangles, entre otras consideraciones.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN METRO.PR