Menú

Brote de cenizas activa las alertas entre residentes de Salinas y Guayama

Este vertedero también yace sobre el suelo sin barrera o liner.

brote cenizas residentes de Salinas y Guayama

Durante años permanecieron enterradas, ocultas bajo las toneladas de tierra y gravilla que se emplearon para apartarlas de la vista.

Sin embargo, el huracán María las desenmascaró. Su diluvio y la posterior utilización de equipo pesado para abrir caminos, remover escombros y limpiar canales desenterró múltiples depósitos de cenizas de carbón, hasta entonces incógnitos para transeúntes de dos municipios en el sur del país.

En uno de ellos, Salinas, quedó al relieve un yacimiento de cenizas comprimidas de cinco pies de espesor, luego de que una pala mecánica reabriera días atrás el canal de drenaje del centro comercial Portofino Plaza.

El material grisáceo y polvoriento ahora yace a la intemperie, expuesto a la brisa, la lluvia y las escorrentías del cauce.

De acuerdo a fotos de archivo y declaraciones del portavoz del Comité Diálogo Ambiental, Víctor Alvarado Guzmán, el depósito no se limita a ese solo lugar, ya que las cenizas se usaron como relleno en el predio donde hace una década se construyó un supermercado y decenas de establecimientos.

Incluso, el subsuelo de cenizas bordea tres costados del Sur Med Medical Center, el CDT de Salinas que en el año 1996 adquirió el exalcalde y hoy senador Carlos Rodríguez Mateo.

“Toda esta zona fue cubierta con cenizas de la carbonera AES cuando se construía el centro comercial. Y lo digo porque vimos cuando lo estaban haciendo”, describió Alvarado Guzmán. “En ese momento, la cantidad que se trajo fue tanta que el viento la volaba y en varias ocasiones la directora de ese plantel, la Escuela Superior Stella Márquez, pidió ayuda porque el polvo de cenizas llegaba hasta los salones de clase”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodicoLaPerla.com