Menú

Caimito dice presente para combatir el dengue, chikungunya y zika

Residentes del Barrio Caimito en San Juan visitaron nuestra casa, el Antiguo Acueducto del río Piedras, el pasado 11 de agosto de 2018 como parte del proyecto de Vectores en la región Metro-Centro. Durante su visita, conocieron la importancia del proyecto de Vectores y las etapas en que se estará desarrollando el mismo.  

Por otra parte, su visita nos permitió presentarles una perspectiva integral de la misión y visión de Para la Naturaleza y la importancia, a nivel ecológico, de la colaboración con la Unidad de Control de Vectores que, a su vez, forma parte del Fideicomiso de Ciencia Tecnología e Investigación (FCTI).  La Unidad de Control de Vectores tiene como objetivo reforzar las capacidades de Puerto Rico para controlar las poblaciones de Aedes Aegypti y llevar a cabo operaciones de control de vectores mientras se impulsa la integración comunitaria en estas iniciativas.  

Los residentes de la comunidad suburbana de Caimito en San Juan nos permitieron acceder a los patios de sus residencias por un periodo de 8 semanas, para colocar las trampas provistas por la Unidad de Control de Vectores, donde las hembras grávidas del mosquito Aedes Aegypti colocan sus huevos para incubarles.  Semanalmente, las membranas de las trampas son recolectadas, reemplazadas y luego transportadas al laboratorio de investigación del FCTI, donde las larvas son estudiadas con mayor detalle para validar su potencial como vector del dengue, chikungunya o zika. 

En la actividad comunitaria se presentó el nuevo “protocolo de depredadores”, desarrollado por la División de Ciencias, Educación y Voluntarios de Para la Naturaleza, como segunda etapa del proyecto de Vectores.  El mismo busca conocer qué tipo de organismos coexisten con los vectores, con el fin de restaurar la capacidad ecológica de los espacios naturales para lograr un manejo adecuado del Aedes Aegypti.

A pesar de que muchos de estos residentes viven en la cuenca hidrográfica del río Piedras, nunca habían visto el río ni conocían su historia. Por tanto, disfrutaron de un recorrido interpretativo a través de las estructuras históricas del Antiguo Acueducto y conocieron el río Piedras por primera vez. 

Luego, disfrutaron de un comedor comunitario en el cual compartieron algunas de las experiencias vividas durante el transcurso del proyecto de Vectores. Una de las residentes indicó que luego de las primeras semanas de muestreo sintió una aparente disminución en la cantidad de mosquitos que normalmente habitaban en su residencia. Esto es posible gracias a que al retirar semanalmente las membranas conteniendo los huevos de Aedes Aegypti, puede que las poblaciones del mosquito se hayan mantenido o disminuido de alguna manera. El personal de nuestra región también observó que en varios puntos de muestreo, los residentes fueron proactivos eliminando criaderos alrededor de sus casas.   

Agradecemos inmensamente a los residentes de Caimito por el tiempo y compromiso invertido en esta iniciativa importante para alcanzar la salud pública y ambiental de nuestro país, así como para la restauración ecológica de nuestras áreas naturales dentro y fuera de la ciudad.