Menú

Caño Martín Peña: una lucha comunitaria que no cesa

Residentes de las comunidades cercanas a ese cuerpo de agua no descansarán hasta lograr el dragado

Cano Martin Pena

Leynice Rivera, Andrea Rivera, Elymarí Maldonado y Cecilia Ortiz

Especial El Nuevo Día

Nota del editor 

Este es el primer reportaje del curso Periodismo de Inmersión en el Caño Martín Peña, que ofreció la Escuela de Comunicación Ferré Rangel de la Universidad del Sagrado Corazón, en alianza con GFR Media.

Tan pronto empieza a llover en las comunidades aledañas al Caño Martín Peña, en San Juan, se alteran los nervios.

“Uno ve el día gris y uno está bien ansioso. ¡Dios mío va a llover, tengo que subir las cosas! Nosotros llevamos muchos años subiendo las cosas en bloques, estas últimas veces se ha inundado demasiado”, relató Magda Rodríguez Mandri, residente del sector San Ciprián en Barrio Obrero.

La mujer afirmó que cada inundación equivale a perderlo todo.  “Tenemos un estrés postraumático con el clima… Mi calle es una de las peores que se inunda. El nivel del mar, el cambio climático todas esas cosas nos afectan y el dragado del caño se necesita”, sostuvo Rodríguez Mandri.

El dragado del Caño Martín Peña fue, es y será la lucha principal del Grupo de las Ocho Comunidades adyacentes a ese cuerpo de agua, conocidas como el G-8, junto a la Corporación del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña, una entidad gubernamental creada por ley en 2004.

Son más de 16 años en la batalla para que el gobierno cumpla su deber sin desplazarlos, para así proteger la salud de sus residentes, las tierras y los recursos naturales que están cercanos al estuario e inyectar la economía de San Juan.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com