Menú

Construyen rompeolas para resolver problema de erosión costera en comunidad de Loíza

El Cuerpo de Ingenieros realizó la edificación a un costo de $3.3 millones.

La erosión costera que amenazaba a cientos de residentes de la comunidad parcelas Suárez en Loíza será cosa del pasado, luego de que en poco más de un año el Cuerpo de Ingeniero de los Estados Unidos logró construir un rompeolas para protegerlos de la furia del océano Atlántico.

“Con respecto al impacto en las áreas aledañas, la respuesta es que este proyecto fue diseñado de manera que minimiza el impacto en áreas adyacentes”, insistió en varias ocasiones la gerente del proyecto en representación del Cuerpo de Ingenieros, Sheila Hint en 300 pies lineales de costa fue de $3.3 millones, pese a que se le habían asignado $5 millones.

Pero, a pesar de que la obra fue un aliciente para la comunidad, en otras zonas de Loíza, como en la comunidad Villa Kennedy, se ha tornado en un dolor de cabeza. Es que ahora han comenzado a sentir o se ha empeorado, en algunos casos, el problema de erosión costera que sufrían.

Anabela Fuentes García, portavoz de la comunidad Villa Cristiana, comentó que “de un tiempo para acá, hemos notado un alza incontrolable en el mar y tenemos casas en el agua”.

Villa Cristiana queda cuatro comunidades al este de las parcelas Suárez.

La mujer explicó que “vine hoy (a la conferencia de prensa que realizó la comisionada residente Jenniffer González para inaugurar el rompeolas) hasta con fotos para ver si podemos tener alguna oportunidad. Nosotros hemos ido a foros, hemos tenido grupos focales a través de la Universidad de Puerto Rico. Hemos hablado, hemos tenido visita de Recursos Naturales y aún no nos hacen caso y estamos, pues, buscando una solución, porque ya mismo el agua va a llegar. Nosotros teníamos una milla de playa y ahora apenas tenemos 100 pies. Estamos buscando cómo hacernos escuchar”.

Las denuncias de las comunidades parecían no tener respuesta con González y dos funcionarias del Cuerpo de Ingenieros, quienes se negaron a reconocer el posible efecto del proyecto en otras zonas aledañas.

“Con respecto al impacto en las áreas aledañas, la respuesta es que este proyecto fue diseñado de manera que pudiera minimizar el impacto en áreas adyacentes”, insistió en varias ocasiones la gerente del proyecto en representación del Cuerpo de Ingenieros, Sheila Hint.

La funcionaria aludió que en un estudio futuro que realicen de la erosión costera podrían “mirar” si es correcto la apreciación de las comunidades aledañas, principalmente las que se encuentran al este del recién construido rompeolas, de que ahora la obra les perjudica más.

Mientras, la comisionada residente expuso que le correspondería al municipio hacer el planteamiento ante la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) o alguna otra entidad con fondos federales para mitigación para ayudar a las otras comunidades cercanas afectadas por la erosión.

Por su parte, la alcaldesa de Loíza, Julia Nazario, alegó que fue ayer que visitó la comunidad Villa Kennedy para observar el problema de erosión costera del cual recientemente le hablaron los residentes. Dijo que buscarán la manera de ayudarles a conseguir una solución.

“Es un proyecto que estaremos incluyendo. El propósito no es Villa Kennedy nada más. Complejos hacia el este que ya tienen una erosión bien marcada”, reconoció.

Tras la insistencia de este medio sobre los efectos de la obra en otras comunidades, González, la alcaldesa, el secretario de Recursos Naturales, Rafael Machargo, y personal del Cuerpo de Ingenieros fueron a visitar a Villa Kennedy.

Según se indicó en unas declaraciones escritas, “la comunidad mostró fotos para poder comparar el estado de la costa. El municipio dijo que buscaría fondos para poder mitigar a corto plazo, luego el municipio debe someter a CDBG DR un proyecto al plan de mitigación. La comisionada le solicitó directamente al Cuerpo de Ingenieros que atendiera la petición de la comunidad, quienes evaluarán si esto es producto directo como resultado del proyecto de mitigación inaugurado hoy”.

Por otro lado, González explicó que este rompeolas para las parcelas Suárez es solo el inicio del proyecto que se desarrollaría allí. También incluye la construcción de unos arrecifes de coral para detener la energía del mar y un paseo peatonal.

La alcaldesa, por su parte, comentó que un centro comunal y pescadería que se afectó con la erosión costera sería demolido. Dijo que todavía “verifican qué tipo proyecto podemos hacer”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM