Menú

Convocan a proyecto de conservación en el Bosque Seco de Guánica

Escrito por: Víctor Alvarado Guzmán

Bajo el lema ¡Abracemos el Bosque Seco de Guánica!, organizaciones ecologistas invitan a todo el país a formar parte de una limpieza de playas a efectuarse este sábado, 28 de mayo en las zonas de Las Pardas y Punta Ballena en Guánica, de 8:00 de la mañana a 12 del mediodía.

Como explicó la bióloga Glenis Padilla Plaza, estos dos litorales costeros son áreas sensitivas y ecológicamente importantes consideradas como “extensiones marinas” del Bosque Seco de Guánica, declarado en el 1981 Reserva de la Biosfera de las Naciones Unidas.

“Vamos a enfocarnos en Las Pardas y Punta Ballena, porque estas playas tienen una geografía especial que forma un embudo y tienden a recibir más basura que otras playas de la zona”, anticipó la también codirectora ejecutiva de Alelí Environmental Inc.

“Playa Ballena es una playa bien grande. Está el área de los surfers, que es la entrada de la playa, donde hay mucho anidaje de tortuga Tinglar, y está la otra parte que es Punta Ballena que maneja la organización Para la Naturaleza. Esa área esta mejor atendida, porque voluntarios de Para La Naturaleza van recurrentemente a limpiar”, explicó la bióloga.

Además de la limpieza de las playas, el proyecto coordinado por Alelí Environmental, junto a la organización Protectores de Cuencas y Villanova University, es uno más abarcador.

“Vamos a sacar basura, caracterizarla y pesarla en esas playas, y vamos a visitarlas cuatro veces al año para entender cómo se acumula esa basura. El proyecto también buscar ver cómo se descompone la basura y cómo los micro plásticos podrían estar afectando los ecosistemas. Por eso se va a hacer un análisis en laboratorio para ir al detalle químico de la descomposición y degradación de diferentes componentes que hay en la basura. Dependiendo del resultado, vamos a dar unas recomendaciones de comanejo”, agregó Glenis.

La ruta de la basura

El estudio a realizarse, que tendrá una duración de tres años, incluye seguir la “ruta” de la basura a través de los ríos y sus afluentes.

“El año pasado nos juntamos Villanova University, Protectores de Cuenca y Alelí Environmental para hacer un estudio riguroso sobre las rutas de la basura dentro de la cuenca del río Loco de Yauco. Por eso, el proyecto también busca estudiar los caminos de la basura, desde el río, comenzando en la cuenca alta del río en Yauco, bajando hasta el área del canal de riego que comprende el valle de Lajas, conectando también al Río Loco y la Bahía de Guánica, que es una de las más contaminadas en Puerto Rico. Vamos a estar estudiando un área del mangle y caracterizando basura en áreas de mangles. En el tributario del río Loco que está en Guayanilla también vamos a estar observando, removiendo y caracterizando basura”, continuó.

“La idea con este proyecto es entender por dónde entra la basura, desde la cuenca alta, cómo se transporta por el río, en dónde se queda estancada, qué tipo de basura hay en esa zona del río. Luego en el mar, cómo se queda atrapada esa basura en la zona del bosque de mangle, qué tipo de basura es y de donde proviene, y luego cómo llega a las playas”, añadió Glenis.

Experiencias anteriores

Como trasfondo, la codirectora de Alelí Environmental compartió su experiencia en estudios anteriores realizados en nueve playas del Bosque Seco.

“En el 2014 y 2015 recibimos fondos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) y en aquel tiempo yo estaba en Protectores de Cuenca. Primero hicimos un estudio sociológico para entender cuál era el pensar de la gente sobre la basura y qué cosas podíamos hacer para lidiar con el problema. Hicimos entrevistas profundas, semiestructuradas, cuestionarios y observaciones en nueve playas: Jaboncillo, Atolladora, Tamarindo, Ballena, Los Congres y otras playas que están en la carretera PR-333 y La Jungla”.

“Encontramos que mucha gente no tenía conocimiento que esas playas son parte de la extensión del Bosque Seco. Había como una desconexión entre lo que era playa y el bosque. Esas playas y cayitos aledaños al Bosque Seco son parte de este, y nos dimos cuenta de que existía ese desconocimiento. Esas playas también están protegidas y son parte hábitats ecológicos importantes para muchas especies, como el sapo concho. La única población en el mundo de sapo concho que se reproduce naturalmente es la de Playa Tamarindo y es un área sumamente importante para esa especie. Igual en esta área hay muchos manatíes y anidaje de tortugas carey y tinglar”, comentó Glenis.

Desde entonces, su organización colabora con otros grupos voluntarios que llevan años abogando por la conservación del Bosque Seco, como son la Coalición Pro Bosque Seco de Guánica, Para La Naturaleza y colectivos que se dedican a patrullar las zonas de anidaje de tortugas marinas.

Alelí Environmental fue fundada en 2012 y su visión es crear programas educativos en Puerto Rico para transformar la mente de los lugareños y visitantes para promover estilos de vida más conscientes del medio ambiente, para un entorno natural más saludable.

Para la limpieza de este sábado, 28 de mayo, han anunciado dos lugares de encuentro: la entrada de Las Pardas (carretera PR-325) y la entrada de Punta Bandera (portón verde en la carretera PR-333). Se sugiere llevar botella de agua propia, ropa y zapatos cómodos, y sombrero.

Para confirmar asistencia o para más información, voluntarios y organizaciones pueden comunicarse al 787-508-2475 o escribir a alelienvironmmental@outlook.com

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PERIODICOLAPERLA.COM