Menú

Deforestación: conceptos, alcances y retos para revertirla

"La deforestación es la conversión de bosques a otro tipo de uso territorial o la reducción significativa a largo plazo de la cubierta forestal."

deforestacion bosque

Según Smith y Schwartz (2015) la deforestación es la conversión de bosques a otro tipo de uso territorial o la reducción significativa a largo plazo de la cubierta forestal. Esto incluye la conversión del bosque natural a plantaciones de árboles, agricultura, pastizales, reservas de agua y áreas urbanas. FAO (2012) aclara que la deforestación implica la pérdida permanente de la cubierta de bosque e implica la transformación en otro uso de la tierra. La deforestación puede ser causada por el ser humano o la naturaleza.

Se aclara que la tala en áreas en bosques manejados mediante regeneración natural o con la ayuda de medidas de silvicultura no constituyen deforestación (Smith y Schwartz, 2015). La tala es legal cuando está sujeta a planes de manejo forestal controlados por las autoridades forestales y es ilegal cuando se extrae de áreas no reguladas (con fines de explotación de madera, instalación de cultivos o para actividades de narcotráfico y minería ilegal). Eso quiere decir que de una tala selectiva de árboles se puede pasar a un proceso de deforestación. También es importante señalar que la tala en plantaciones forestales privadas refiere simplemente a acciones de cosecha forestal.

De otro lado, se habla de degradación de los bosques cuando los cambios dentro de los bosques afectan la estructura o función del área o lugar durante varias décadas, y por lo tanto reducen la capacidad del bosque para brindar productos y/o servicios ecosistémicos (por ejemplo reservas de carbono  otros valores del bosque) (Smith y Schwartz, 2015). Por su parte, Müller et al., (2014) entiende la degradación como una pérdida permanente de biomasa en el bosque sin que este deje de ser un bosque. Se señala que existen dificultades para medir la degradación de bosques.

Un concepto que merece ser aclarado refiere al desbosque. El desbosque y la autorización para el cambio de uso actual de la tierra refieren a actos administrativos de habilitación para el retiro de la cobertura forestal. Según la Ley Forestal y de Fauna Silvestre N° 29763 el desbosque consiste en el retiro de la cobertura forestal mediante cualquier método que conlleve la pérdida del estado natural del recurso forestal, en áreas comprendidas en cualquier categoría del patrimonio nacional forestal, para el desarrollo de actividades productivas que no tengan como fines su manejo forestal sostenible, tales como la instalación de infraestructura, la apertura de vías de comunicación, incluyendo caminos de acceso a áreas de producción forestal, la producción o transporte de energía, así como operaciones energéticas, hidrocarburíferas y mineras. El desbosque requiere la autorización previa del SERFOR o de la autoridad regional forestal y de fauna silvestre correspondiente, de acuerdo al nivel de evaluación ambiental exigible en cada caso, según lo dispuesto en el Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental y conforme a lo que se establezca en el reglamento de la presente Ley (Artículo 36. Autorización de desbosque).

Asimismo, la Ley Forestal y de Fauna Silvestre N° 29763 señala que en tierras de capacidad de uso mayor forestal y de capacidad de uso mayor para protección, con o sin cobertura vegetal, se prohíbe el cambio de uso actual a fines agropecuarios. Se prohíbe el otorgamiento de títulos de propiedad, certificados o constancias de posesión en tierras de dominio público con capacidad de uso mayor forestal o de protección con o sin cobertura forestal, así como cualquier tipo de reconocimiento o instalación de infraestructura pública de servicios, bajo responsabilidad de los funcionarios involucrados (Artículo 37. Prohibición de cambio de uso actual de tierras de capacidad de uso mayor forestal y de protección).

Impactos de la deforestación

La deforestación es la mayor actividad que origina emisión de gases de efecto invernadero, por esta actividad se pierden grandes extensiones de biomasa arbórea, lo que coloca en peligro a la biodiversidad acompañante, no sólo por pérdidas de individuos arbóreos sino también por pérdida de refugios para la fauna silvestre y de servicios ambientales del bosque (Ministerio del Ambiente – MINAM, 2009:9). Pero no sólo tiene que ver con aspectos biofísicos sino con el bienestar de la sociedad en tanto la deforestación afecta la seguridad del agua, energética, alimentaria, salud, climática, y de los medios de subsistencia (Rautner et al., 2013). Por ello podemos afirmar que los impactos de la deforestación refieren prácticamente a la totalidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Ecoportal.net