Close E-mail to friend form
¡Comparte esta página con tus amigos!

¡Comparte esta página con tus amigos!

Sending
medusa psicodelica

Descubren una medusa “psicodélica” en aguas profundas de la costa de Lajas

Este es solo uno de varios descubrimientos de la NOAA en áreas cercanas a la costa de la isla

Una medusa “psicodélica” y los restos de un terremoto submarino de 1918 se encuentra entre los muchos descubrimientos de una expedición de 22 días alrededor de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses que concluye hoy, dirigida por un grupo de expertos y científicos de la Oficina Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) para estudiar sus profundidades.

Según detalles difundidos por la Oficina de Exploración e Investigación de la NOAA, la expedición “Océano Profundo 2018” halló la medusa el pasado 8 de noviembre mientras exploraban una cresta montañosa en la zona de La Parguera en Lajas, municipio en la costa suroeste de Puerto Rico.

En un comunicado la NOAA detalló que las aguas profundas de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses contienen una gran diversidad de hábitats de corales y peces de aguas profundas, cañones submarinos, montes submarinos, trincheras, características geológicas únicas y otros hábitats pocos conocidos.

Otros descubrimientos, nunca observados anteriormente, son las imágenes de un embrión vivo de tiburón gata moviéndose dentro de un huevo, una langosta achaparrada y diversos tipos de estrellas de mar y de erizos, incluyendo uno tipo “panqueque”, y crinoideos.

Asimismo, los exploradores captaron imágenes a bordo del buque Okeanos Explorer y utilizando un vehículo de última generación operado por control remoto (ROV, en inglés) -capaz de sumergirse a profundidades de 6,000 metros- un pez escorpión, lirios de mar, anémonas de mar, un pez trípode y hasta un pepino de mar.

La NOAA arrancó la expedición el 30 de octubre, saliendo desde el puerto de San Juan, moviéndose por el noreste de la isla, pasando el Pasaje Virgen hasta llegar a la costa sureste de la isla-municipio de Vieques, donde se sumergieron a 1,312 pies (400 metros) para localizar peces, como “chillos” (pargos), y corales.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com