Menú

El aroma de Puerto Rico

Espresso, cortadito o con leche. Así suelen tomar el café los puertorriqueños. Una tradición de más de tres siglos que sigue más viva que nunca.

Puerto Rico ruta oficial del cafe

Aunque la piña colada está considerada la bebida nacional desde 1978, el café ocupa un lugar preferente en los gustos, tradiciones –y en los bolsillos– de los puertorriqueños. De acidez media y fuerte aroma, lo toman a cualquier hora del día.

A pesar de su importancia, aún no está muy claro su llegada a la Isla. Hay dos teorías que cobran fuerza: una sitúa su llegada con los españoles, que vieron en las condiciones de la Isla el lugar idóneo para su cultivo; y la otra cree que fue idea de los corsos que emigraron a principios del siglo XVIII. Pocos años después, Puerto Rico se convertía en uno de los mayores exportadores de café de las Américas, y ya en el siglo XIX esta industria era una de las más importantes de la Isla, desbancando a la caña de azúcar. A finales de siglo la exportación de este producto reportó 13,9 millones de pesos, lo que suponía un 77% de valor de todo lo que se vendía al exterior.

De cualquier forma, Puerto Rico reúne las mejores condiciones geográficas y climáticas para el cultivo del café. Muchos de sus terrenos de cultivo se sitúan a más de 900 metros por encima del nivel del mar, donde la temperatura se mantiene fresca y el ambiente húmedo gracias a las abundantes lluvias. Ventajas que lleva explotando 300 años.

De todas las regiones, el pueblo de Yauco es el que más se asocia a la producción del cafeto (o planta del café). Conocido como “la ciudad del café”, presume de tener una de las mejores mezclas del mundo. Situado en el suroeste de la Isla, aquí se celebra durante una semana –entre finales de febrero y principios de marzo– el Festival del Café. Incluye una feria de artesanía, espectáculos de música y baile, desfile de carrozas…

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Passenger6a.es