Menú

El Congreso Forestal Mundial pide triplicar la inversión en bosques para 2030

Es necesario actuar ya para prevenir la persistente degradación de la masa boscosa del mundo.

El XV Congreso Forestal Mundial se cerró hoy en Seúl con un mensaje claro: es necesario actuar ya para prevenir la persistente degradación de la masa boscosa del mundo y una de las acciones más apremiantes pasa por triplicar de aquí a 2030 la inversión en bosques y su restauración.

La cita, que arrancó el pasado 2 de mayo y ha reunido a unos 15,000 participantes de 141 países, concluye subrayando en un comunicado la importancia de los bosques y la silvicultura a la hora de ofrecer soluciones para “el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la degradación de la tierra, el hambre y la pobreza”.

Entre las principales recomendaciones “urgentes” del documento está la de mejorar la cooperación a nivel político, planetario y vertical, ya que los bosques “son vitales para la biodiversidad y los ciclos del carbono, el agua y la energía a escala planetaria”.

El texto recuerda también que la degradación y destrucción de la superficie boscosa tiene un impacto grave en la salud y el bienestar de los seres humanos, de ahí que las “vastas áreas” de suelos degradados en el planeta requieran de una restauración urgente, algo que, de llevarse a cabo, puede ayudar a reducir el aumento de las temperaturas terrestres.

Para ello, “la inversión en restauración de bosques y paisajes a nivel mundial debe al menos triplicarse para 2030 de cara a implementar los compromisos globales y cumplir los objetivos acordados internacionalmente”.

La madera, una de las materias primas que la humanidad comenzó a utilizar primero, puede ser el futuro, sostienen las conclusiones del congreso, por ser una materia prima que es “renovable, reciclable e increíblemente versátil”, siempre que se produzca de manera sostenible.

Por eso, hacen hincapié en que para “transformar el sector de la construcción, proporcionar energía renovable y nuevos materiales innovadores y avanzar hacia una bioeconomía circular y la neutralidad climática” debe aprovecharse todo el potencial de la madera.

En líneas generales la producción y el consumo a nivel global “necesitan ser sostenibles y las iniciativas políticas fomentar mecanismos innovadores de financiación verde para aumentar la inversión en conservación, restauración y uso sostenible de los bosques”.

La cita también pone el acento en la existencia de nuevas tecnologías emergentes que pueden proveer información y conocimientos sobre los bosques de manera equitativa y la importancia de implementarlas para mejorar la toma de decisiones en materia forestal en todo el mundo.

El comunicado recuerda asimismo que los bosques deben mantenerse “sanos y productivos” para “reducir el riesgo y mejorar las respuestas” con respecto a futuras pandemias, dado que su destrucción o gestión deficiente está detrás de muchos casos de zoonosis.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN EYBORICUA.COM