Menú

El impacto del voluntariado comunitario

Contribuir con trabajo, tiempo, compañía y consejos a su comunidad es una tarea fácil que impacta positivamente a diversos grupos de edad

Carmen Rosario Cruz Voluntariado Comunitario Puerto Rico

Para quienes desean aportar conocimiento, experiencia y trabajo a la sociedad de manera solidaria, existen proyectos de voluntariado formales en organizaciones y agencias públicas. Pero también están los vecinos.

Muchos adultos mayores quieren ayudar y aportar todo lo que saben, pero no cuentan con medios de transportación, no tienen idea de dónde acudir o sienten que sus dolencias son un impedimento. Sin embargo, muchas veces la oportunidad está a la vuelta de la esquina, en su propia comunidad.

Carmen “Cookie” Rosario Cruz lo descubrió hace mucho tiempo. Natural de Barrio Obrero, en Santurce, la mujer de 75 años ha vivido toda la vida de la costura.

“Con esta máquina crie yo a mis hijos”, dice sobre la máquina de coser marca Singer que utiliza hace décadas, y cuyo uso se nota en el fuerte ruido que hace cuando se enciende y en la opacidad de la pintura negra que le queda y que se mezcla con algunas zonas de moho.

Con esa máquina de coser puso en práctica las lecciones que le dio su tía antes de emigrar en los 60, y lo que aprendió en las “factorías” de Nueva York, ciudad a la que llegó luego de terminar su cuarto año. Allá crio a sus cuatro hijos.

“En un momento dado, el papá de mis hijos regresó a Puerto Rico y cosiendo fue que pude echar pa’lante a mis muchachos”, explica Carmen en la casa de una hermana, donde se está quedando en lo puede arreglar los daños que provocó el huracán María a su hogar.

Regresó a Puerto Rico en los 80 para hacerse cargo de cuatro nietos y una sobrina, a quienes mantuvo con el trabajo de costura, primero en una fábrica y luego desde su casa, explica la mujer, quien mientras vivió en Nueva York estudió parte de un bachillerato en sicología clínica.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com