Menú

El Instituto Nueva Escuela cumple una década de apoyo a la excelencia

La organización impulsa la transformación educativa trazando sus planes para seguir impactando comunidades escolares

Instituto Nueva Escuela

El sueño nació por los estrechos callejones de la barriada Juan Domingo, en Guaynabo, del deseo de padres y maestros de rescatar su escuela elemental. Poco a poco fue tomando forma, contagiando a más aliados en el camino, expandiéndose a todos los rincones del archipiélago puertorriqueño para llevar a decenas de escuelas públicas las herramientas que necesitan para generar una verdadera transformación educativa.

Una escuela hace casi 30 años lo inició todo. La escuela elemental Juan Ponce de León dirigió el movimiento para introducir la corriente Montessori en el sistema público de enseñanza. De ese sueño, nació el Instituto Nueva Escuela (INE), entidad que este mes cumple 10 años acompañando escuelas en el proceso de transformar su filosofía educativa.

Ahora, el plan es continuar expandiendo esta corriente en todas las escuelas que así lo deseen y, en el proceso, impactar directamente a las comunidades en las que están enclavadas, señaló la fundadora y directora ejecutiva del INE, Ana María García Blanco.

Todos los padres quieren para sus hijos una escuela segura, tranquila, donde puedan ser niños, ser feliz, donde no tengan estos estresores por toda la presión que cada vez es mayor en las escuelas públicas y privadas. Esto se puede desarrollar, se pueden crear estos ambientes de paz y que, a la vez, el niño salga académicamente preparado”, expresó García Blanco, quien fue la directora de la escuela Juan Ponce de León.

Como parte de la conmemoración de su primera década de existencia, el INE se enfocará en cuatro proyectos que ya han comenzado a implementarse en las escuelas: Casa Familiar, Horario Extendido, “Sembrando nos quedamos” y “Astronomía al servicio”.

Asimismo, se encaminan para apoyar la creación de una empresa comunitaria, que encabezan madres de una escuela Montessori en Aibonito, para construir y vender los materiales que se usan en estas escuelas públicas.

Y es que parte fundamental de la misión del INE se basa en el reconocimiento de que desde las escuelas se pueden transformar vidas y comunidades, sostuvo la educadora.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com