Menú

El secreto de las marejadas boricuas

Se originan a miles de millas de la Isla y, si bien pueden ser un riesgo para bañistas, también impactan la economía

CariCOOS

Aunque la temporada de marejadas en la Isla discurre entre septiembre y abril, los episodios más grandes suelen ocurrir durante el mes que recién inicia.

Históricamente, durante los 31 días de marzo se han reportado olas rompientes -que llegan a la costa- de 20, 30 y hasta 40 pies. Estas olas de gran tamaño pueden observarse a lo largo de toda la costa norte, desde Fajardo hasta Rincón.

Pero, ¿de dónde provienen? ¿Cómo se forman?

Según explicó Miguel Canals Silander, director técnico del Sistema de Observación Costera del Caribe (CariCOOS, en inglés), las marejadas más grandes que llegan a Puerto Rico son generadas por tormentas tropicales, huracanes y/o tormentas invernales, que se forman, a su vez, a “varios miles de millas” de distancia.

“Se generan a una, dos o tres mil millas al norte de la Isla y viajan una gran distancia. Se organizan, se ponen más poderosas y llegan a nuestro país, siendo el componente principal que causa efecto en la costa”, dijo, al resaltar que las marejadas pueden originarse en puntos tan lejanos en el Atlántico como Groenlandia.

Canals Silander explicó que las marejadas que salen de tormentas y huracanes se generan de forma “caótica”, y se van organizando a medida que se alejan de su punto de origen. En ese viaje también se hace más grande el largo de onda, es decir, la distancia entre una ola y otra.

“Son marejadas de muchísima fuerza, que se propagan con el viento y llegan con toda esa energía a nuestras costas”, comentó el experto.

Añadió que los vientos alisios que llegan a la Isla también generan marejadas, que son más persistentes en la costa este.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDía.com