Menú

El sector del café necesita una estrategia adecuada

Como bien dijeron varios agricultores en un reportaje publicado días atrás en este diario, María no es la causa principal de los problemas que enfrenta la industria del café.

recogedor-de-cafe-puerto-rico

La industria boricua del café, que lleva mucho tiempo en decadencia, sufrió, como tantos otros sectores económicos, un severo golpe a manos del huracán María. El ciclón arruinó el 80% de las cosechas y terminó de poner de rodillas a un sector que una vez fue una de las principales industrias insulares y que aún es la fuente primaria de empleo en 23 municipios, algunos de los cuales son de los más pobres y con más desempleo.

El 2017 empezó con la promesa del nuevo secretario de Agricultura, Carlos Flores Ortega, quien es caficultor, de que la producción aumentaría a 100,000 quintales (más del doble de los 45,000 de 2016). Pero terminó con una penosa producción de entre 10,000 a 15,000 quintales y muchos agricultores preguntándose si vale la pena seguir esforzándose con este sector. En este momento, apenas el 6% del café que se consume aquí es de producción local.

Como bien dijeron varios agricultores en un reportaje publicado días atrás en este diario, María no es la causa principal de los problemas que enfrenta la industria del café. El ciclón solamente apuntaló la fragilidad de una industria que nunca pudo sobreponerse del todo a los embates que sufrió del huracán Georges en 1998 y que, además, lleva décadas siendo minada por distintas políticas gubernamentales.

En este momento, cuando la palabra en boga es reconstrucción y el país, que observa estremecido un futuro inmediato pletórico de enormes nubarrones económicos, tiene la obligación de mirar con seriedad a cualquier actividad que le ayude a generar actividad económica, empleo y riqueza, el café, que tan importante fue en otras épocas de nuestra historia, merece la atención de parte del oficialismo que desde hace años no tiene.

Los empresarios que día tras día y año tras año batallan en este sector, tienen algunas ideas que vale la pena estudiar. Hay varias medidas pendientes en la Legislatura, una de las cuales, el Proyecto del Senado 574, crearía la Oficina de Cafés de Puerto Rico, con el fin de centralizar todos los requisitos e incentivos disponibles para esta industria.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com