Menú

El Senado intentará aprobar hoy la reforma contributiva

Demócratas presentan una enmienda que persigue evitar sus efectos negativos sobre la isla

gobernador Ricardo Rossello

Washington – En momentos en que los republicanos del Senado se enfrentaban a nuevas complicaciones para aprobar hoy su proyecto de reforma contributiva,  las autoridades de la isla reafirmaron que la medida causaría una nueva catástrofe en Puerto Rico e intensificaron los esfuerzos para por lo menos suavizar el golpe.

Aunque la presión puede estar más dirigida al comité de  conferencia que deberá armonizar la medida del Senado con la versión de la Cámara baja, desde la minoría los demócratas Bill Nelson (Florida) y Robert Menéndez (Nueva Jersey) anunciaron anoche una propuesta de enmienda que excluiría a Puerto Rico de los nuevos impuestos a las Corporaciones de Control Foráneo (CFC) que impulsa la medida, y combaten el gobierno y la industria privada de la Isla.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, no descarta un debate en el hemiciclo del Senado sobre alguna otra enmienda favorable a la Isla.

Pero, insistió ayer en que las oportunidades para suavizar los efectos de las nuevas contribuciones que los proyectos del Senado y la Cámara baja imponen a las CFC– la estructura tributaria bajo la que funciona la amplia mayoría de la manufactura en Puerto Rico-, se definirán en el comité de conferencia, que buscará un acuerdo para mediados de diciembre.

Antes de conocerse la enmienda de los demócratas Nelson y Menéndez, el director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales (PRFAA), Carlos Mercader, afirmó que “estamos confiados en que si no es ahora en el Senado, en la conferencia se va a adoptar una medida justa para Puerto Rico”.

“En la Cámara de Representantes están listos para comenzar el comité de conferencia”, subrayó González, después de reunirse con el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, Kevin Brady (Texas), y el líder del subcomité de Política Contributiva, Peter Roskam (Illinois), a los cuales les ha llevado una serie de posibles enmiendas favorables a la Isla.

Cualquier enmienda va a requerir mantener los costos de la reforma en los niveles que han definido los republicanos, en momentos en que el Comité Conjubnto de Asuntos Contributivos determinó que la legislación del Senado va a aumentar en $1 billón (trillion) el déficit federal.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com