Menú

Estudiantes sureños dan cátedra sobre maravilla de la ingeniería

Cooperativistas juveniles serán sus guías turísticos este sábado, como parte de las actividades educativas del Sierra Club y la Cooperativa Escolar Manuel Fernández Juncos

Cooperativistas juveniles

Hace más de 100 años, Puerto Rico atravesó por un proceso similar de recurrente endeudamiento con los inversionistas de Wall Street al que en años recientes precipitó la designación federal de una Junta de Control Fiscal que supervisara el manejo de fondos públicos.

Sin embargo, ese proceso de emisión de bonos estuvo exento de la imposición de un ente fiscalizador, aunque saldar la deuda tardó seis décadas.

Ese es uno de los temas que niños de segundo y tercer grado discutirán como guías de un recorrido por el Distrito de Riego del Sur este sábado, 25 de agosto, en alianza con el Sierra Club de Puerto Rico y la Cooperativa Juvenil Escolar Manuel Fernández Juncos de Juana Díaz.

El bibliotecario y profesor Emilio Vergne Vélez, quien hace nueve años fundó la cooperativa en el plantel que acoge desde kindergarden hasta tercer grado, indicó que esta será la quinta y última vez que los socios infantiles dirijan el recorrido de 4.5 millas en este ciclo académico, luego de haberlo hecho dos veces en marzo, una en junio y otra en julio pasado.

Explicó que los socios juveniles se aprenden el material a cubrir durante el recorrido de cuatro horas a base de un guión gráfico y son los protagonistas de la excursión.

Con ese adiestramiento, los guías juveniles de entre ocho y nueve años de edad explican a los participantes sobre la emisión de deuda del año 1909 con Wall Street consistente en bonos que originalmente serían repagados en seis años con impuestos a la electricidad y agua consumida por la población, y otro de $15 por acre de terreno que usaban los ingenios azucareros de la época.

Sin embargo, esa deuda de $6 millones -equivalente a más de $150 millones en la actualidad- que debió pagarse para el año 1915, vino a saldarse en el año 1975 porque se renovó repetidamente, señaló Vergne Vélez, quien bautizó el recorrido que inicia en el Coliseo Dolores “Toyita” Martínez de Juana Díaz y termina en la urbanización Colinas del Prado como “El Canal de los $25 millones”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodicoLaPerla.com