Menú

Exaltan el valor de las organizaciones sin fines de lucro

La comisión legislativa visitó una entidad en Guaynabo como parte de una investigación sobre los servicios educativos disponibles a través de estas entidades

Migdalia Padilla

Las dificultades que provocan los recortes presupuestarios sobre áreas medulares como la educación abren la posibilidad de que organizaciones sin fines de lucro puedan ayudar a fortalecer estos servicios.

Bajo esta visión la senadora Migdalia Padilla, presidenta de la Comisión de Hacienda, visitó hoy el Centro de Desarrollo Familiar Cristo Reina, ubicado en el sector Canta Gallo, de Guaynabo, como parte de una resolución legislativa que investiga los servicios educativos disponibles a través de entidades públicas y organizaciones sin fines de lucro para menores con discapacidades moderadas a severas.

(Entiendo que) la filosofía que se da aquí puede aportar (al Departamento de Educación) a través de una escuela alianza”, comentó la funcionaria durante la vista ocular que se extendió durante casi dos horas y en la que estuvo acompañada de Roxanna Díaz, analista de la Comisión de Donativos Legislativos del Senado.

Según dio a conocer Emelie Adorno, técnica de alcance comunitario del Centro, esta organización le da actualmente servicios a nueve escuelas públicas en Guaynabo, Trujillo Alto, Humacao y Naguabo a través de su Programa de Mejoramiento Social. Tras hacer el contacto inicial con el director o la directora escolar se procede con el trabajador social del plantel a identificar qué áreas se trabajarán para seleccionar el módulo que recibirán los estudiantes.

El trabajador social (de la escuela) nos dice cuales son las áreas que necesita (que se trabajen). Por ejemplo, el (taller) de valores se integró este año porque notamos que cuando se tocaba el tema de acoso escolar se veía esa deficiencia de valores”, indicó.

Durante la vista, Padilla mostró preocupación a la falta de integración de los padres en programas como este y urgió al Centro a incorporarlos para que asuman su responsabilidad en el progreso de sus hijos y para que puedan darle seguimiento a las áreas trabajadas en el salón de clases en sus hogares.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com