Menú

Explorando la naturaleza citadina

San Juan

TIN

Este verano, la Región Metro-Centro se une a la iniciativa de los Talleres de Inmersión por segunda ocasión. Convocamos a 17 jóvenes entre las edades de 9 a 12 años, de las comunidades aledañas a las áreas naturales protegidas de la región, con el fin de cultivar ciudadanos conscientes de la fundamentalidad de la naturaleza y de la necesidad de conservarla.

Los jóvenes de las comunidades de La Perla, Puerta de Tierra, Barrio Venezuela y el Caño Martín Peña, dijeron presente ante la oportunidad de aventurarse a conocer los entornos citadinos enraizados en la naturaleza que emerge de las entrañas urbanas. Comenzaron conociendo la naturaleza que guardaba la antigua Isleta de San Juan, asícomo los materiales naturales que allí se encontraban y que fueron utilizados para la construcción de lo que hoy conocemos como la Ciudad Amurallada. Navegaron las aguas de la Bahía de San Juan practicando técnicas de vela similares a las que muy probablemente usaron los colonizadores a comienzos del siglo 16, cuando decidieron mudarse de Caparra a la Isla de San Juan. Asimismo, los jóvenes aprendieron la estructura de la convivencia dentro de un espacio ecológico y simbiótico, que imita las relaciones espontáneas que se dan en los bosques naturalmente para obtener un ecosistema más productivo y saludable. Visitaron ejemplares de pulmones urbanos, como el Área Natural Protegida Hermanas Sendra y el Antiguo Acueducto del río Piedras, ambos, parte integral de la cuenca del río Piedras y que representan un oasis de vida para múltiples especies en el epicentro urbano. Finalmente, los jóvenes del Taller culminaron la experiencia enriquecedora al conocer la historia esperanzada que resguardan las antiguas rocas ígneas del Cañón San Cristóbal en Barranquitas, en donde aprendieron sobre la resiliencia de la naturaleza frente a los disturbios humanos y la capacidad restaurativa de la conservación.

Nuestra meta es cultivar jóvenes consientes que se conviertan en los pioneros de la conservación en comunidades que enfrentan los impactos asociados al desarrollo urbano sobre ecosistemas vulnerables, y cuyas oportunidades para estar inmersos en experiencias transformativas naturaleza pudiesen verse limitadas. De esta forma, la Región Metro-Centro se compromete un año más a buscar jóvenes y líderes cuyo compromiso e interés genuino, se convierta en la diferencia del mañana.