Menú

Foreman

Adjuntas

El establecimiento de esta servidumbre de conservación tiene una importancia histórica especial, pues representa la primera servidumbre de su tipo en ser establecida en todo Puerto Rico. La iniciativa surgió de la familia Foreman, quienes deseaban proteger sus tierras a perpetuidad y limitar todo tipo de desarrollo humano dentro de sus terrenos en el futuro. Para esto se llegó a un acuerdo que incluyó unas cláusulas restrictivas que permiten a los dueños mantener la titularidad del terreno, a la vez que limitan los usos que se le pueden dar a éste.

El predio está ubicado en lo alto de la Cordillera Central, cerca a los límites del municipio de Adjuntas, y protege el nacimiento del Río Portugués junto a más de 155 especies de flora y fauna—muchas de ellas endémicas o clasificadas como elementos críticos o en peligro de extinción—que utilizan el bosque húmedo subtropical que caracteriza el área. La presencia de varias especies introducidas, como la palma de coco, el café y el árbol de aguacate, coexistiendo en el mismo ecosistema con especies endémicas no solo confirma un historial de uso de terrenos agrícola típico de la zona, sino que efectivamente desdibuja el ecotono o borde que pudo haber existido entre los terrenos utilizados por el ser humano y aquellos en estado natural dentro de la propiedad.

En el 1971, el Sr. Clark Foreman y la Sra. Mairi Fraser Foreman concedieron los derechos de desarrollo de su propiedad al Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, creando de esta manera la Servidumbre de Conservación Foreman y protegiendo a perpetuidad sus 42 cuerdas de terreno y su riqueza escénica y natural de cualquier tipo de alteración o destrucción. El mecanismo legal para conservar a perpetuidad terrenos privados en Puerto Rico no existió hasta el año 2001, cuando la Legislatura formalmente aprobó la Ley de Servidumbres de Conservación, posibilitándose así los medios para que cualquier ciudadano o entidad que posea la titularidad de sus terrenos pueda dedicarlos legalmente a la conservación.

Para mayor información sobre cómo conservar sus tierras a través del programa de Servidumbres de Conservación del Fideicomiso, oprima aquí.