Menú
Cinco
décadas
Conservando
el futuro

quincuagésimo aniversasario

Fideicomiso de Conservación de Puerto RicO

Manifiesto 2021

Las islas de Puerto Rico, con su cálido clima tropical, están dotadas de una gran diversidad biológica que se nutre de la variedad de sus suelos —volcánicos, aluviales y cársicos—, de acuíferos al norte y al sur, de los vientos alisios que las refrescan y de océanos colmados por la vida marina. Los seres humanos que en ellas vivimos somos parte de esta riqueza y la engalamos con una cultura caribeña, alegre y solidaria. 

Tras 50 años de proteger las áreas ecológicas más sensitivas con el fin de sostener la diversidad biológica en estas islas, Para la Naturaleza reconoce que la proporción de suelos protegidos —un 16% de su territorio y un 24% de sus áreas costeras y marinas— no es suficiente para detener el deterioro climático, ecológico y humano que vivimos.

La naturaleza esta respondiendo a nuestras agresiones. Los eventos extremos más recientes — huracanes, terremotos y una pandemia — son mensajes claros que nos motivan a examinar las premisas y transformar los fundamentos de nuestros sistemas económicos y sociales. Solo así podremos encontrar un nuevo rumbo que cambie nuestro destino.

_________   _________

Creemos que en la gran red vital que es el mundo natural, la vida de todos los seres sostiene la de los demás. Afirmamos que nuestra responsabilidad primaria es reconocer y cuidar estos lazos y que no hay desarrollo humano a costa de ellos.

Creemos en la capacidad de todo ser humano para participar de una vida de convivencia plena, basada en la equidad entre todas las especies y en el bienestar de sus ecosistemas y hábitats.

Creemos en un sistema de vida que solo subsiste y se regenera por la co-existencia de todas las especies, y en un sistema de valores y derechos que refleja y atesore los principios fundamentales de esta diversidad e interdependencia.

___________   _________

Queremos que (al menos un) 33% de los ecosistemas en las islas de Puerto Rico y del Caribe gocen de protección plena, para así disfrutar de espacios abiertos para la recreación y de tierras fértiles para la producción agroecológica. 

Queremos unas islas en donde se conozcan y se respeten las huellas del legado histórico y cultural, registro cabal de aciertos y errores, y guía certera a un mejor devenir.

Queremos unas islas saludables y capaces de sostener nuestra salud con alimentos cultivados sin desmedro a la tierra y sus demás habitantes, recorribles a través de senderos que fomenten la recreación, los deportes y ejercicios y que nos permitan disfrutar de su gran belleza. 

Queremos que nuestras comunidades y sus familias sean el eje central de nuestro bienestar colectivo, convirtiéndose en la fuente —y no en receptores— de otro desarrollo, guiado por la equidad y la solidaridad. Así construimos la paz.

Queremos una cultura ecológica que enseñe a todos los seres humanos a respetar la integridad de todos los sistemas ecológicos y a convivir con su biodiversidad.  

Queremos un sistema jurídico-constitucional diferente que reconozca los derechos inherentes de otros seres vivientes y que establezca los fundamentos que guíen la convivencia entre todos.

_________   __________

Hasta hoy nuestras acciones y cotidianidades amenazan la existencia de la vida en el planeta tal y como la conocemos. Este manifiesto se compromete con un cambio de rumbo. Se nos acaba el tiempo.

Confiamos lograrlo.

 

Ver más

Fotogalería