Menú

Gobierno busca sacar energía eléctrica del océano

Contempla construcción de sofisticada planta en el sureste y espera tener listo el plan maestro en el verano.

planta energia electrica

Puerto Rico tiene puesta la mira en una manera de obtener energía que, aunque se conoce desde hace décadas, ha sido relativamente poco utilizada en el mundo. La energía océano termal, además de ser una fuente renovable, tiene el atractivo adicional de unos beneficios asociados que abarcan desde la generación de agua potable hasta producciones agrícolas y capacidad de refrigeración.

En su explicación más básica, se puede decir que la energía océano termal, conocida por sus siglas en inglés OTEC, aprovecha la diferencia de temperatura entre las aguas cálidas en la superficie del mar y las aguas frías más profundas para producir energía eléctrica.

En particular, explicó el secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, el área sureste de Puerto Rico está en la mira para establecer este proyecto, que sería mucho más que una planta para producir energía eléctrica.

El secretario detalló que un equipo del Departamento visitó el año pasado Hawái, donde está una de las dos plantas de energía océano termal que hay en el mundo (la otra está en Okinawa, en Japón). Allí no solo pudieron constatar los avances en cuanto a energía eléctrica, sino también a todas las industrias que se pueden asociar a la planta usando el agua fría que extrae de las profundidades.

“Resulta que Puerto Rico, específicamente en el área sureste, donde está Maunabo, en lo que llaman Punta Tuna, tiene las mismas cualidades o inclusive hasta mejores cualidades que Hawái para hacer este tipo de tecnología”, indicó Laboy.

No es la primera vez que se mira está tecnología en la Isla. Según detalló Laboy, hubo estudios en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez en la década de 1980, aunque nunca se llegó a concretar ningún proyecto. También la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) se interesó en el tema y para 1980 llegó a someter una propuesta al gobierno federal para hacer la primera planta de ese tipo.

Ahora, Puerto Rico cuenta con poder utilizar todos esos estudios y, además, toda la experiencia acumulada en Hawái, para erigir una planta de energía océano termal en Maunabo.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PrimeraHora.com